Exclusivo
Buena Vida

Tips para superar las peleas de tus hijos

Las riñas entre hermanos se presentan en todas las clases sociales, pero empiezan a desaparecer en la adolescencia.

Niños peleando
Trata de que las peleas no lleguen a los extremos.Shutterstock

Las peleas entre hermanos son parte del comportamiento infantil, a veces surgen por los celos o por la falta de límites. Por eso es importante que cada hijo tenga un espacio con sus padres, así podrás conocer la personalidad de cada uno y trabajar por elevar su autoestima.

La pedagoga y educadora infantil María Mera recomienda no hacer comparaciones. “Anímalos a exponer sus propias sugerencias para solucionar el problema. Hay que escuchar y considerar todas sus ideas para buscar una solución lo más satisfactoria posible para ambos”, dice la experta.

Fomenta la empatía. Por ejemplo, si insulta al ñaño pregúntale cómo se sentiría él sí lo llamasen de esa manera. O si le tira algún objeto pregúntale si a él le gustaría que le hagan lo mismo. Cualquier ocasión es buena para fomentar la reflexión sobre lo que pueden sentir los demás. 

  • Soluciones
- Enséñales a compartir. Esta acción tiene como objetivo vivir experiencias.

- Cuida su entorno. Si ven dibujos violentos o tienen juegos en los que abundan los insultos aprenderán que esas conductas son normales.

- Que sepan las palabras claves. Es decir, la base para evitar peleas es que aprendan a pedir las cosas con educación y no se las quiten bruscamente de las manos.

- Demuestra tu cariño. Que no sientan preferencias, que quieres más a uno que a otro independientemente de lo que compartas con el otro.

Claves

1. Busca cuentos de autoayuda, en los que indiquen que tener un hermano es un tesoro.

2. Olvídate de las comparaciones, esto produce celos y distancias.

Experiencias

“Cuando peleo con mi hermano me voy a la habitación, lo dejo hablando solo. Pero si la situación lo amerita le aviso a mi papá porque a veces me quiere pegar”. Laia Planas, 9 años.

“Cuando peleo con mis hermanos me pongo triste, si están mis papás en casa enseguida les digo que lo solucionen o si están trabajando les dejo un mensaje por WhatsApp”. Tiffany Sarai Puetate, 6 años.

“Mis padres me enseñaron a respetar y a ceder. Cuando peleo con mi hermana mayor, discutimos, pero al rato busco alguna actividad para hacer juntas y así se nos pasa el enojo a las dos”. Alejandra Coba, 11 años.