Exclusivo
Buena Vida

Efectos secundarios, un obstáculo en las vacunas anticonceptivas para hombres

Una nueva vacuna para el control de natalidad en los hombres era efectiva, sin embargo, los hombres presentaron efectos secundarios y la vacuna fue cancelada.

Imagen injection-519388_960_720

Desde el 2008, un estudio de la Sociedad de Endocrinología en Washington, Estados Unidos, tuvo como objetivo averiguar si las inyecciones de testosterona y progesterona suprimirían el recuento de espermatozoides lo suficiente como para prevenir el embarazo con un 96% de efectividad. La investigación estuvo a cargo de los doctores Michael Ziztman, Richard Anderson, David Handelsman, Silvia Lestari, Gabriela Noe, Frederick Wu, Mario Philip y Kirsten Vogelsong.

Para su desarrollo se escogió a varios hombres alrededor del mundo en relaciones monógamas y heterosexuales. Sin embargo, el estudio se detuvo por razones de seguridad después de que los participantes reportaran 1,491 efectos adversos: 46% desarrolló acné, 32% desórdenes de humor, y el 23% dolor en el lugar de la inyección.

Seis hombres abandonaron la investigación por cambio de humor, seis por acné, dolor o pánico a las primeras inyecciones, palpitaciones, hipertensión, o disfunción eréctil; y ocho por más de un síntoma. Los resultados del estudio revelaron que cerca del 39% de los síntomas reportados no estaban relacionados con las vacunas.

Debido a estos riesgos, se recomendó que no se reclutaran nuevos participantes y que las inyecciones debían dejar de administrarse, transfiriendo a todos los hombres a la fase de recuperación del análisis. “Este es un estudio inicial de una nueva droga, y hay muchas cosas que no sabemos al respecto”, dijo la Dra. Jennifer Gunter, médico obstetra, en una entrevista para Buzzfeed Health.

“Necesitas comparar esto con un estudio equivalente del control de la natalidad para tener un parámetro. Pero no creo que haya algún tipo de conspiración médica para proteger a los hombres de los efectos secundarios del control de la natalidad”. Por ahora la vacuna anticonceptiva está en espera, sin embargo, quedan otros métodos de control de natalidad efectivos como los preservativos, vasectomía y la abstinencia.