Exclusivo
Cuerpeo

Masturbación y relaciones: Dele una 'manito' a su pareja

El hecho de tener un compañero sentimental no quiere decir que una personas tiene que dejar de darse placer

masturbación
La masturbación puede incentivar el deseo sexual.Tomadas de internet

Tener una pareja sexual no significa que esto aleje a las personas de masturbarse. De acuerdo con Paola Pérez, sexóloga que participa en el espacio ‘El placer de los lunes’, que se transmite todos los lunes de 20:00 a 21:00 por el Facebook Live de Diario EXTRA, la masturbación incluso puede aumentar el deseo dentro de la relación.

Sin embargo, aclaró que es válido si se la usa como un recurso para diversificar la sesión erótica, mas no cuando se vuelve una obsesión que implica dejar de relacionarse con su compañero.

“La persona puede estimularse en solitario, aunque tenga pareja. Puede hacerlo delante de la misma o ayudarla a tener placer con su mano u otra parte del cuerpo, como los pies, o los senos en el caso de las mujeres”, explicó la especialista.

Añadió que es común que muchas personas piensen erróneamente que si alguien se masturba es porque no le gusta lo que siente en compañía, aunque hay excepciones a esto.

Detalló que generalmente les pasa a las mujeres, que son quienes tienen más dificultades para alcanzar el orgasmo, sobre todo si su pareja no se preocupa o no sabe exactamente cómo darle satisfacción. En este caso, aconsejó que lo importante es comunicarlo.

“Hay otros casos en los que la penetración no causa suficiente estímulo durante la faena sexual. De ser así, podemos recurrir a la masturbación como alternativa para variar e intentar aumentar el deseo”, manifestó.

Recalcó que el hecho de contar con una pareja sexual no implica que las personas dejen de autoexplorarse y darse placer. Pero en este caso, lo uno no reemplaza a lo otro. Si alguien prefiere exclusivamente masturbarse y deja de lado a su compañero o compañera, debería buscar ayuda profesional.

  • Consejos
  1. Tocar a la otra persona, mientras ella o él hace lo mismo, puede aumentar la excitación.
  2.  La masturbación puede dar un estímulo extra a la penetración. Por ejemplo, en la posición conocida como ‘la doma’, que es aquella en la que la mujer se sienta dándole la espalda al varón mientras él la penetra, ella se puede estimular con sus manos.
  3. Puede que, si no estás acostumbrado, te dé un poco de vergüenza, pero atrévete a tocarte y dejar que tu pareja te mire hacerlo. Y pídele que lo haga también para que ambos se miren.
  4. Masturbarse en pareja puede ser la oportunidad clave para que le enseñes a tu pareja las partes que más te gusta que te toquen.
  5. Usar las manos y la boca al mismo tiempo puede ser una bomba de sensaciones que puede derivar en un orgasmo como de película.