Exclusivo
Deportes

Amaños en el fútbol ecuatoriano: cinco hechos sospechosos

Según el extécnico de Barcelona, Leonardo Ramos, las apuestas en el fútbol ecuatoriano son algo común.

Imagen WhatsApp Image 2019-11-07 at 3.30
Onofre Mejía, jugador de América, se lo cuestionó de recibir sobornos.Archivo

El entrenador Leonardo Ramos dijo que se iba del Barcelona porque observó algo raro en el fútbol ecuatoriano. La derrota que sufrió Barcelona a manos del Delfín en la semifinal de Copa Ecuador, hizo que el uruguayo ‘mueva el avispero’ sobre la ‘compra’ de partidos o ‘pago’ a jugadores para que bajen su rendimiento.

Por estas declaraciones, realizadas a una radio uruguaya, la LigaPro emitió un comunicado, para que Ramos rinda su versión de la situación. A continuación cinco casos que también levantaron sospechas:

EL PENAL DE ONOFRE MEJÍA

El 21 de septiembre del 2019, el capitán Onofre Mejía fue acusado de haber recibido sobornos para influir en la victoria de Emelec sobre el América en Cayambe (2-1). Con este triunfo, los azules mantenían opciones de clasificar a los playoffs.

▶ Lee también: Leo Ramos se fue de Barcelona por cosas “raras”

El jugador fue duramente cuestionado por su estratega Luis Espinel, luego de que cometiera un penal a favor de Emelec que le costó la derrota a los cebollitas. Esta sospecha hizo que Onofre Mejía sea separado del América de Quito. “Yo dejo todo en las manos de la justicia divina. Yo no soy un vendido, no recibí plata de nadie. En todos los partidos me entrego al máximo” señaló el deportista.

LA GOLEADA 25-0

En septiembre de este año, Deportivo Quevedo llevaba 17 goles de diferencia sobre La Paz de Manta. Ambos se disputaban el boleto a la semifinal de la Segunda Categoría nacional.

La Paz terminó goleando en el estadio Jocay por 25-0 al Carlos Borbor de Santa Elena, con lo cual superó la amplia ventaja que tenían los quevedeños y logró el paso a la siguiente fase, dejando con las manos vacías a Deportivo Quevedo.

Robert Alvarado, presidente del cuadro de Los Ríos, no tardó en levantar su voz de protesta, después del vergonzoso hecho que dejó a su equipo fuera de las semifinales de la Segunda Categoría.

El caso llegó a la Comisión Anticorrupción, porque se sospechaba de presuntos sobornos a jugadores. El torneo fue suspendido por varias fechas.

INTERMEDIARIO PARA PAGAR A JUGADORES

En octubre del 2018, el Campeonato Ecuatoriano vivió una nueva polémica. Genaro Huacón admitió que trabajaba como intermediario para dirigentes del fútbol ecuatoriano, entre ellos Miller Salazar (presidente de Macará), y su trabajo era pagar a futbolistas para ‘amañar’ los partidos del torneo local. Huacón dijo que el directivo ambateño le ofreció dinero para sobornar a un futbolista de El Nacional, poco antes de un cotejo disputado el 1 de octubre del 2018 en el estadio Bellavista de Ambato y terminó 2-2.

El cuadro celeste rechazó el presunto intento de soborno y la directiva del club interpuso una denuncia en la Fiscalía contra Genaro Huacón por el delito de extorsión.

EL FICHAJE DE FRANCISCO SILVA

El paraguayo-ecuatoriano, Francisco Silva, se vio envuelto en ‘dimes y diretes’ durante la final del torneo ecuatoriano de fútbol del 2017 entre Emelec y Delfín.

Pese a su gran rendimiento durante toda la temporada, el jugador se quedó en la tribuna durante los dos partidos argumentando que estaba lesionado, lo cual fue desmentido por el DT Guillermo Sanguinetti, quien ratificó los hechos indisciplinarios del paraguayo. El delantero Roberto Ordóñez añadió que el defensa “había defraudado a todos”. Al poco tiempo, Silva apareció como nuevo refuerzo del equipo guayaquileño.