Exclusivo
Deportes

¡El campeón se despidió en medio de una locura!

Cientos de fanáticos llegaron al aeropuerto de Latacunga para recibir al Barcelona

Imagen 20161204_174746
Cientos de fanáticos llegaron al aeropuerto de Latacunga para recibir al BarcelonaHenry Lapo / Extra

Una locura se convirtió la caravana de Barcelona que partió desde Ambato hasta el aeropuerto de Latacunga. La tarde de este 4 de diciembre el bus con la delegación campeona partido cerca de las 16:30 desde el hotel donde almorzaron luego del compromiso ante Mushuc Runa.

Tres motos y un patrullero eran los encargados de abrir el camino al automotor. Detrás de ellos eran pocos los vehículos que seguían a la caravana hasta la terminal aérea . La velocidad de los autos llegaba a cien kilómetros por hora, con el riesgo de generar algún accidente por la rapidez con la que los fanáticos manejaban para estar junto al bus.

En el interior los jugadores reían, conversaba, comían alguna golosina y para festejar el título unas cervezas.

Carlos Alfaro Moreno encabezaba la delegación en el bus. El estuvo parado en la puerta durante todo el trayecto que demoró una hora.

En la carretera las muestras de cariño eran interminables. Familias enteras esperaban el paso de la caravana, hinchas parqueaban sus carros para aplaudir a sus ídolo,quienes dieron la corona 2016.

A la media hora de recorrido, la delegación ‘canaria’ se detuvo en el el sector de Cuchipamba, donde los jugadores se bajaron a una estación de servicio para usar los baños.

Fueron diez minutos de espera dónde los hinchas aprovecharon para fotografiarse con los futbolistas. Algunos golpeaban los ventanales de bus para llamar la atención del equipo de Guillermo Almada.

En el peaje de la laguna de Yambo, por segunda ocasión se detuvo el bus. Esta vez fue para intercambiar la escolta de seguridad ya que tres patrulleros y varias motocicletas de este sector ambateño, culminarán con el recorrido.

En el bus del campeón todo era una fiesta. Matías Oyola tomo su celular y pidió a uno de sus compañeros tomar fotos y grabar un vídeo. Todo lo hacían en el último asiento del bus entre risas y abrazos.

A las 17:45 el bus llegó al aeropuerto de Cotopaxi, donde esperaban más de mil seguidores ‘canarios’. Ahí se armó el despelote ya que todos esperaban a que bajen los jugadores para recibirlos con cantos y aplausos.

Los futbolistas se colocaron unas gorras, lo hicieron con la intención de entregar a la multitud. El primero en descender fue el estratega Almada quien recibió elogios. Luego lo siguieron los integrantes de su cuerpo técnico y detrás de ellos los deportistas.

El más querido y esperado por todos fue Damían Díaz, quien a penas bajo escuchó corear su nombre ya que el fue una de las figuras del equipo. El ‘Kitu’ recibió una gran despedida en Latacunga ya que un grupo de seguidoras esquivaron la seguridad y corrieron a abrazarlo.

Mario Pineida, no se quedó atrás, Matías Oyola, Darío Aimar, Jonathan Álvez también tuvieron su premio por parte de la afición.

El últimos en abandonar el bus fue el portero Máximo Banguera, quien bromeó con la afición al tratar de salir. Luego de varios intentos, el futbolista se abrió paso entre la multitud para embarcar el avión que los llevaría a Guayaquil.