Exclusivo
Deportes

El exitoso proceso de Ana María Torres

La triatleta ecuatoriana es parte del equipo de deportistas que auspicia Banco Guayaquil. La campaña 'Cada vez más cerca' visibiliza la historia y trayectoria de los atletas, con los que la institución bancaria reafirma su compromiso.

Ana-Maria-torres-banco-guayaquil
Ana María Torres, triatleta cuencana que destaca a nivel internacional.Cortesía

El deporte siempre ha estado en la vida de Ana María Torres, una cuencana que ha hecho desde baloncesto hasta disciplinas relacionadas con la escalada en montañas, sin embargo hay una en especial que practica y viene en forma de varias: el triatlón. Así es como esta atleta de 26 años dedica gran parte de su vida a la natación, bicicleta y maratón, las tres especialidades que forman esta actividad de la que no puede separarse.

Es que todo nació más allá de un simple gusto, interés o curiosidad. Fue una dedicatoria a su abuelo fallecido Édgar Rodas Andrade.  De eso ya son cinco años en los que demuestra constantes progresos desde su primera competencia en Galápagos, donde cumplió su palabra y tuvo retribuciones, no solo para su alma por la promesa cumplida, sino para su desarrollo en uno de los caminos que ha escogido.

No tardó mucho en llegar su primer galardón de alto nivel con un cetro en Ecuador. "Dos años después que me inicié en este deporte gané mi primera carrera en Manta y clasifiqué por primera vez a un Mundial en Sudáfrica", cuenta la deportista azuaya, que posteriormente tuvo una vorágine de logros con Copas Panamericanas en Salinas y la consecución de boletos a otras dos gestas ecuménicas, la de Francia y otra que se debía realizar este año en Kona, pero se suspendió debido a la pandemia de la COVID-19.

La triatleta nacional, quien este año solo ha participado internacionalmente en una prueba en Bariloche (Argentina) debido a la situación actual, le cuenta a EXTRA lo que tuvo que hacer para mantenerse en forma y privarse de hacer deporte de la forma que le encanta, al aire libre.

Ana-Maria-torres-banco-guayaquil
La cuencana muestra su destreza sobre la bicicleta.Cortesía
"La verdad es que este encierro sí me perjudicó porque el principio había restricciones de movilizarse en los exteriores y mi deporte es correr hacer bicicleta y nadar, me tocó hacer ejercicios en casa y bicicleta estática. Luego ya recuperé lo que había perdido, lamentablemente este año no van a haber carreras, todo se pasó para el año que viene", dice la atleta nacional, no sin antes recalcar su próximo objetivo en su deporte, participar en la división élite, puesto que ahora lo hace por edades.

"Voy a seguir entrenando triatlón para ya lanzarme a la categoría élite", comenta Ana María, con quien el Banco Guayaquil reafirma su respaldo en la campaña 'Cada vez más cerca', que visibiliza la historia y trayectoria de los atletas ecuatorianos.

"Ha sido un apoyo increíble para muchos deportistas, porque hay personas que no entienden que esto no solo se trata de un esfuerzo físico, sino también representan gastos y el Banco Guayaquil ha estado pendiente, me ha respaldado en redes, haciéndome conocida, es muy gratificante", agrega Torres.

Es que el objetivo del patrocinio de la institución bancaria es aportar para el desarrollo de los deportistas tricolores, que son beneficiados por el constante apoyo de la empresa.

Son esfuerzos mancomunados, como el que realiza Ana María, quien actualmente entrena bajo la tutela de Pablo Vallejo para alcanzar su meta de competir en la élite, algo para lo que ha dado varios pasos, como el ser preparada tiempo atrás junto a Elizabeth Bravo, otra figura del triatlón nacional.

La planificación con el fin de cumplir metas es importante para la cuencana, quien espera codearse con los élites en la próxima gesta ecuménica.

Si bien el deporte es parte esencial en la vida de Ana María, su preparación académica es algo que tiene un lugar preponderante y lo demuestra con sus estudios en Derecho, carrera de la que busca graduarse.

Deporte, estudio y modelaje, en esta última actividad también destaca la azuaya quien sostiene que hay tiempo para todo, solo basta con ser una persona organizada.

Así es Ana María Torres, una mujer para la que no existen obstáculos y lo que se propone lo cumple, siempre apostando a la entrega, disciplina y compromiso, elementos necesarios para lograr el éxito y dejar siempre en alto el nombre del país.

TE RECOMENDAMOS