Exclusivo
Deportes

Aucas y Emelec, Chillogallo 2016: Fue el partido más 'salado'

Siempre escuchamos a los futbolistas, a los técnicos... pero ¿y los árbitros? Miguel Hidalgo tiene mucho que contarnos y lo hará todos los jueves en su columna: Puro Boquilleo

Puro Boquilleo
Los detalles no contados de un partido de Aucas y Emelec, por el 2016.Extra

El partido entre Aucas y Emelec que se jugó en Chillogallo en 2006 fue uno de los más ‘salados’ que me tocó dirigir. Primero cerraron el aeropuerto y suspendieron los vuelos desde Guayaquil, por una supuesta bomba que habían colocado en algún sitio. Era de noche y para no correr riesgos viajé vía terrestre esa misma noche.

Doña Fútbol

La carta no era de amor (La columna de una ex de un futbolista)

Leer más

 En Quevedo se me unió Ángel Valdiviezo que también estaba designado para ese partido y vivía allá. Todo iba bien, hasta cuando cruzamos Santo Domingo. Allí se había producido un accidente de tránsito. Un camión con cilindros de gas se volcó y la vía estaba totalmente cerrada. Nos empezamos a desesperar, porque era de madrugada y el partido iniciaba a las nueve. Y antes de que amanezca decidimos abandonar el carro de pasajeros y empezar a caminar. 

Por momentos corríamos y pedíamos a choferes que nos ayuden dándonos un aventón, pero nadie nos hacía caso. Tiramos ‘patada’ alrededor de 5 kilómetros, hasta que un señor que estaba cansado de esperar a que habiliten la vía prefirió regresar y hacernos el flete. 

Nos llevó hasta Alóag, donde fletamos un taxi y continuamos el recorrido porque ya estábamos sobre la hora del partido. Cuando llegamos al estadio, los equipos estaban en la cancha y el cuarto árbitro iba a pitar, porque temían que nos retrasemos más y no lleguemos a tiempo. Y para rematar el día, Emelec ganó 1-0 en Chillogallo y los auquistas nos culpaban de esa derrota.

TE RECOMENDAMOS