Exclusivo
Deportes

Barcelona hizo del exaeropuerto un estadio

La directiva dijo que el equipo llegaría hasta ese sitio en la noche.

BARCELONA
La directiva dijo que el equipo llegaría hasta ese sitio en la noche.Richard Castro

Pagaron tres y cuatro dólares por la entrada, pero valió la pena. Los hinchas de Barcelona hicieron del Barcefest el estadio Bellavista en Guayaquil. Cuando el árbitro pitó el final y el marcador decía 4-2 ante Mushuc Runa la fiesta fue total. Los 3000 hinchas que estaban se trasformaron en más, debido que se enteraron que los jugadores del equipo iban a llegar en la noche.

La hinchada del equipo amarillo tuvo que soportar un solazo para disfrutar el partido y gritar los goles de Jonatan Álvez, Matías Oyola y el doblete de Washington Vera. Ellos se contagiaron con el grito del narrador Daniel Aguilera y comentarios por José Gavica que fue tres veces campeón con el equipo ‘canario’.

Llegaron hinchas de todas partes. Bolívar Holguín se vistió de amarillo y gritó hasta quedarse sin voz: “este es mi Barcelona. ¿Dónde están los que se burlaron la semana pasada? Mi equipo es el que tiene más campeonatos, esto se llama Barcelona, tu papá”, gritaba el aficionado.

Festejaban a lo grande. Era como si tuvieran reprimido el festejo durante estos tres años que no dieron la vuelta olímpica. “Esto es una locura. Fue bueno hacer el Barcefest, gracias a Dios todo ha salido bien y lo mejor es que la gente celebra como debe ser”, dijo Daniel Aguilera el comentarista de radio Huancavilca que narró el partido.

El gol de Jonatan Álvez fue una locura, los hinchas se abrazaban, gritaban, saltaban. Decían que ya eran campeones. Cuando llegó el tanto de Wacho Vera, ya comenzaron a celebrar con harta cerveza, los dos goles más fueron de histeria. Todos querían que el partido termine. Las frases de alegría eran al por mayor.

Con el pasar de las horas el Centro de Convenciones de Guayaquil fue una fiesta total. La directiva dijo que el equipo llegaría hasta ese sitio en la noche. Millares de barcelonistas trataban de tomar el mejor lugar.