Exclusivo
Deportes

Tres ‘garrotazos’ de Gremio desvanecen la ilusión de Barcelona

Barcelona no pudo ante el Gremio brasileño y fue derrotado 3-0 este miércoles 25 de octubre en el estadio Monumental, ante un escenario lleno de hinchas amarillos los cuales agotaron las entradas puestas a la venta hasta este miércoles.

Brazil's Gremio Luan celebrates with Fernandinho (L) his goal against
El volante brasileño Luan fue autor de dos goles en el partido jugado en el estadio Monumental.AFP

Barcelona no pudo ante el Gremio brasileño y fue derrotado 3-0 este miércoles 25 de octubre en el estadio Monumental, ante un escenario lleno de hinchas amarillos los cuales agotaron las entradas puestas a la venta hasta este miércoles.

El equipo de Guillermo Almada presentaba variantes de consideración como la obligada ausencia de Jonatan Álvez por suspensión. En su lugar jugó Ariel Nahuelpán como titular en el frente de ataque.

Los brasileños presentan como su carta ofensiva a Lucas Barrios. Sin embargo, el jugador destacado en Gremio fue el volante Luan, quien fue autor de dos de los tres goles que le dieron medio boleto a la final a su equipo.

El primer aviso llegó por parte de los brasileños al minuto de juego cuando Banguera tapó un remate de la delantera brasileña. La suerte no acompañaría tantos minutos a los toreros quienes sufrieron el primer gol en contra a los 8 minutos de juego. El volante Luan aprovechó un error en el despeje de la defensa torera, soltó un remate que descolocó a Banguera y puso a ganar 1-0 a los cariocas.

Este temprano gol no disminuyó el ánimo de los jugadores amarillos quienes generaron acciones ofensivas de inmediato. Un ataque por parte de Damián Díaz concluyó con un tibio remate despejado con facilidad por los visitantes.

Las cosas se pondrían cuesta arriba para el equipo de Almada luego que cayó el segundo gol. Un tiro libre ejecutado por Edilson incrementaría el marcador a los 21’ tras una floja respuesta de Banguera.

La imprecisión se apoderó del equipo guayaquileño tras esta nueva estocada de la visita. El medio campo torero no pudo lograr más de dos pases seguidos y los balones resultaban divididos. Esta situación facilitaba las cosas para los brasileños que aprovechaban el juego brusco que por momentos impartían los toreros.

Nahuelpán, como único delantero en punta, hacía su esfuerzo en las cercanías del área custodiada por Marcelo Grohe, pero sus arremetidas eran frenadas por la defensa carioca que se mostraba firme y lista para despejar el peligro de su zona.

Una de la estrategias aplicada por la zaga de Gremio fue anticipar a los volantes amarillos para que estos no logren habilitar a delantero argentino.

Para el segundo tiempo Almada buscó refrescar la línea de volantes con el ingreso de José Ayoví por Wacho Vera y Marcos Caicedo por Ely Esterilla.

Ayoví de inmediato empezó a imprimir en la cancha su velocidad característica y dio la primera alerta de peligro la banda derecha. Precisamente un centro suyo generó un ataque peligroso en el área rival luego que Nahuelpán remató de frente al arquero Grohe y este último lo despejó en lo que fue la atajada más destacada del partido.

Pese a que esta jugada parecía la recuperación torera, un nuevo balde de agua fría llegaría para los toreros.

Nuevamente sería Luan el verdugo de los amarillos que aprovechó un contraataque veloz por la banda diestra de Edilson y puso el 3-0 en el minuto 51’.

Hasta ese momento, con tres goles a su favor, los brasileños quitaron el pie del acelerador y pasaron a esperar las arremetidas de los amarillos que continuaron siendo imprecisos.

Díaz no aparecía como en otros partidos del certamen siendo ese conductor del equipo amarillo; Caicedo se mostraba aplicado en sus desbordes y velocidad; Ayoví luego de esos chispazos los primeros instantes de la segunda etapa pareció apagarse.

Gremio, por su parte, solo esperaba en su terreno que los amarillos adelanten sus líneas para tratar de aprovechar el contragolpe e incrementar el marcador.

Ya en los últimos minutos Barcelona no generó mayor peligro para los visitantes, que se llevaron un triunfo vital para las aspiraciones de llegar a la final de la Libertadores.

El 3-0 quedó sentenciado hasta el final de los 90 minutos ante la tristeza de los miles de hinchas que acudieron al Monumental, que se quedaron con ganas de ver una mejor actuación de su equipo.