Exclusivo
Deportes

Carapaz promete levantarse de un "golpe duro"

El ciclista ecuatoriano sufrió un pinchazo en la séptima etapa, que hizo que pierda tiempo y ahora se encuentre a más de dos minutos del líder. 

Richard-Carapaz-ciclismo-TourdeFrancia
Richard Carapaz tuvo una complicada etapa en el Tour de Francia.@RichardCarapazM

La séptima etapa del Tour de Francia, disputada este viernes 4 de septiembre, no fue positiva para Richard Carapaz. Cuando se encontraba en el pelotón principal, marcando el ritmo con sus compañeros del Ineos Grenadiers, sufrió el pinchazo de una llanta que le hizo perder valioso tiempo cuando solo faltaban cinco kilómetros.

Pese al esfuerzo de la Locomotora del Carchi, no logró volver al grupo y arribó a la meta en Lavaur en el lugar 51.

Esto provocó que en la general descienda un escalón, al puesto 21, pero lo más complicado es que ahora se encuentra a dos minutos y dos segundos del puntero de la ronda gala, el británico Adam Yates (Mitchelton-Scott), que defendió con éxito por tercer día consecutivo el maillot amarillo.

La séptima etapa fue ganada por el belga Wout Van Aert (Jumbo Visma), quien volvió a brillar firmando un doblete al esprint, tras la victoria conseguida en la quinta jornada.

Ahora el reto para Carapaz es descontar las diferencias. No será la primera vez que viva estas circunstancias. El año anterior en el Giro de Italia le pasó algo similar, pero por una caída. En la siguiente etapa se recuperó al ganarla y ese fue el impulso para que al final se quede con el histórico título de la Corsa Rosa.

También podría generar un cambio de planes en la estrategia del Ineos con Richie, ya que ahora no puede seguir con el ritmo conservador y deberá buscar una fuga en las siguientes jornadas, previo a la tercera semana del Tour en la que los equipos van con todo en busca de la victoria.

“Golpe duro. Pinchamos en el peor momento, pero de esta hay que levantarse y seguir en la pelea que esto es muy largo”, resaltó Carapaz.

La primera oportunidad se le presentará el sábado 5 de septiembre cuando se desarrolle la octava etapa, de 141 kilómetros, la primera en los exigentes Pirineos, con tres grandes puertos de montaña: Col de Menté, Port de Balés y Col de Peyresourde.

TE RECOMENDAMOS