Carlos Mina recuperó la alegría

Exclusivo
Deportes

Carlos Mina recuperó la alegría

Pasará unos días en Guayaquil antes de viajar a Puerto Quito, donde su mamá. Su primo Abel, boxeador profesional, está listo para ayudarle a volver al ring

Carlos-Mina-boxeador-deportado
Carlos Mina (c) se emocionó al ver a sus familiares. El pugilista indicó que se siente vivo al estar en libertad y regresar al país.CORTESÍA

Carlos Mina contaba los días para dejar la prisión de Nevada (Estados Unidos), donde estuvo recluido por 850 días y poder volver al país para sentir el cariño de sus familiares y amigos.

El recibir la noticia que estaba por dejar lo que calificó como una pesadilla lo animó. Atrás quedaban jornadas de depresión ya que contó que “encerrado me sentía sin alma”.

almada-santos

Guillermo Almada, en carpeta para el banquillo de Uruguay

Leer más

Tras llegar a Guayaquil, deportado de la ‘Yoni’, y recibir el abrazo de su hermana Débora, confesó que “siento que estoy vivo, ahora puedo sonreír”.

Sobre el calvario que pasó durante dos años y cuatro meses, Mina dijo que “me acusaron de algo muy fuerte (ataque sexual) y no tenían pruebas. La acusación era por dinero. Yo no soy ningún criminal como me veían en Estados Unidos”.

Carlos detalló que durante el tiempo en la cárcel se dedicó a escribir canciones, como lo hacía en el país a la par de su carrera como boxeador, antes de los problemas que cambiaron su vida.

VOLVER AL RING

La posibilidad de retomar el boxeo es analizada por Mina. Antes de ser detenido, estaba en su mejor momento y en camino a Tokio 2020, donde espera superar el diploma obtenido en Londres 2012. “Si me apoyan, hay motivación para regresar a los cuadriláteros”, afirmó. 

Su primo Abel, quien destaca en el campo profesional, indicó que está presto para apoyarlo si decide ponerse los guantes.

“Va a pensarlo bien para ver si vuelve a entrenar, sería bueno que lo haga, pero respetaremos la decisión que tome. Primero quiere pasar con la familia, abrazar a sus dos hijos. Todos estamos contentos porque se terminó este tormento”, señaló Abel.

El pugilista junto a otros deportistas como Anderson Rojas, quien compartió con Carlos en Londres 2012, hicieron las gestiones ante el Ministerio del Deporte para agilizar su regreso al país.

Abel conversó unos minutos con su primo quien le dijo que pasará unos días en Guayaquil ante de viajar a Puerto Quito, donde vive su mamá.

“En Puerto Quito están emocionados, preparando un pequeño recibimiento. Sentir el cariño de la gente le ayudará mucho a Carlos”, contó.