Exclusivo
Deportes

Christian Noboa: "Estoy aprovechando el momento"

Lleva cuatro goles con el Sochi de Rusia. A los 35 años espera seguir entrenando al máximo. Un repaso a sus 13 años desde que llegó a Europa. 

noboa
Christian Noboa lleva 13 años en el fútbol de Europa.Cortesía Sochi

Tiene 35 años, pero juega y corre como un chico de 20. Lleva 13 años jugando en Europa, pero sueña con vestir la azul del Emelec. Es uno de los goleadores del fútbol ruso, aunque no lo crea...

Christian Noboa Tello es figura del Sochi y lleva cuatro anotaciones. Dice las cosas de frente y no se esconde nada. Se ríe de las bromas que le hacen con aquel tema de los patacones, pero también goza y disfruta cuando se habla de comida.

En el último gol se mostró divertido y dijo que había bolones mixtos.

Noboa dialoga con EXTRA de todo lo que sucede cuando un volante es el goleador del torneo.

¿Christian Noboa se ha recortado la edad, juega como si recién hubiera llegado a Europa?

Gracias a Dios estamos ganando y es lindo anotar, pero vale más salir con los puntos. Han existido victorias muy sufridas.

El Noboa 2020 nos tiene mareados, ¿es volante o delantero?

No, la misma posición, juego de volante, pero ahora llego en el momento justo a la pelota para convertir y eso es lo que ha pasado.

Son cuatro goles, para un delantero eso es bastante, y para un volante resulta una locura. Espero que no se detengan las victorias y que se pueda anotar más. Cuando hice el primero fue al final. Luego viene el segundo y era el cumpleaños de mi novia.El tercero lo realicé de tiro libre, dije ‘esa pelota es mía’ y salió un golazo. Después llegó el cuarto... es como si los llamara y se dieron.

noboa
Noboa con uno de sus premios que ha ganado como mejor jugador del partido en Rusia.Cortesia Sochi

Han sido goles que sirven para ganar partidos.

Estaban haciendo un análisis de los goles, porque han servido para sumar ocho puntos, eso es lo bueno.

Cuando llegan los goles ¿en qué piensas?

Trato de disfrutar el momento.Desde que me despierto lo hago, cuando voy al entrenamiento y qué mejor cuando se da un gol, todo el mundo lo mira.

Los goles le dan mayor exposición en la liga rusa.

Por supuesto. Estar en el área y ver que te llegará la pelota para ejecutar un gol es bueno.

De los cuatro tantos que hizo ¿con cuál se queda?

Con el de tiro libre, me gustó mucho, lo disfruté; además, dijeron que era un golazo.

Está seguro de que si le dan todo el apoyo al entrenador Gustavo Alfaro le puede ir bien con la Tricolor.

Tiene 13 años en Europa, ¿aprender el idioma y la cultura fue vital?

Uno a donde va debe adaptarse a todo. Al final uno es un migrante más, solo que juega fútbol. Al inicio tienes que esforzarte para poder sobrevivir.

Nos trasladamos al 2007, ¿qué fue lo más duro al llegar a Rusia?

Había una sola persona que hablaba español, venía una hora antes del entrenamiento y nos ayudaba con varias palabras. Él era de Loja, fue una gran ayuda al inicio, especialmente en el tema de compras.

¿Recuerda las metidas de pata por el asunto del idioma al inicio?

Fueron millón de veces, tocaba pedir algo y cuando me lo daban o probaba era otra cosa. Recuerdo que vi la foto de una empanada y la pedí, pero al comerla estaba preparada con pescado crudo, le puse limón y ají para que me pase.

Hablando del idioma, ¿‘pagó piso’ con las malas palabras en ruso?

Las primeras que conocí fueron las que se decían en la cancha. Pregunté su significado para no estar en problemas.

El Noboa versión 2020 es diferente al de antes. Tiene 35 años, pero se lo nota como de 20, ¿cuál es el secreto?

Estar feliz, tengo una persona que me ayuda mucho en ese sentido, es mi novia. Además, disfruto de lo que hago.

Usted hace bromas pesadas, como la de los patacones, ¿gozó por ese momento?

Claro, para qué estar sufriendo si tengo muchas cosas positivas, además las bromas no me molestan.

En el cuarto gol que convirtió pidió bolones mixtos de premio, pero luego se vio que comía encebollado en Rusia.

Es que me pusieron a elegir entre bolones y encebollado. Siempre le digo a mi novia que los Dioses del Olimpo me ordenan lo que debo comer. Y tocó encebollado.

¿Qué tal un encebollado en Rusia?

Esto es increíble, vino gente que trabaja conmigo, trajo cuatro maletas de ropa y dos solo de comida y ahí llegó el encebollado en lata. Ahora tengo una reserva para muchas semanas.

Es activo en las redes sociales, ¿con cuál se queda?

Me gusta Instagram, todo lo que hago es para que se diviertan o se rían, soy un migrante y disfruto todos los días de lo que realizó, además lo comparto con la gente que me sigue.

Y de la comida rusa ¿qué opina?

Hay mucha variedad, existe una comida que se prepara con algo que es muy parecido a la remolacha y es buena.

35 años tiene Noboa, que debutó en el Emelec en el 2004.

Se ve feliz con su novia, dice que cocina rico. ¿Se puede pedir algo más?

Nooo, ella vino completa. Siempre la molesto y le digo que mire al ser humano que tiene a su lado.

Foto de Sistema Granas(32344628)
Christian Noboa y sus cuatro goles con el Sochi.Cortesía Sochi

¿El color amarillo en el cabello le ha llegado bien?

Es un sayayín que hasta ahora me ha servido y es más fácil de distinguirme en la casa.

¿Y quién le pinta el pelo?

Mi novia, eso es lo lindo de una relación, claro que a veces no sale ese tono, pero lo hago porque me divierto mucho.

¿13 años en Rusia es mucho tiempo?

Ha pasado el tiempo volando, me doy cuenta de que crecí rápido y ahora vivo esta aventura.

A los que recién salen ¿qué les puede decir para que les vaya bien?

Mostrar su carácter al decir ‘vine acá y voy a darlo todo’. Ser disciplinado, aprender la cultura, dormir cuando te toque y sacrificarte al máximo. Salí con 22 años y vivía con mis padres, cuando vas solo al otro lado no tienes a nadie.

En el cuarto gol que hizo con el Sochi hasta le dieron un premio.

Noboa, ¿si no daba en el fútbol qué hubiera sido?

No me veía en otro lugar que no sea el fútbol. Me gusta la arquitectura, pero no lo veía en mi día a día. En mi cabeza siempre estuvo ser futbolista.

¿Con quién más habla de la gente del fútbol?

Con Antonio Valencia, es un hermano del fútbol, hemos vivido mucho tiempo fuera, siempre hablamos de lo mismo.

A Antonio le dieron con todo acá.

No puedo decir lo que Valencia vivió, pero nuestro país es el más odiador del ecuatoriano. En otras partes muestran cariño, Toño fue el capitán del Manchester United.

Alfaro entrenador de la Tri.

Estuvo en un club durísimo como Boca Juniors, lo más importante es que lo dejen trabajar y que lo acompañen los resultados. Hay que darle la confianza en todo sentido. Todas las cabezas deben apuntar al mismo lado para poder llegar al Mundial.

TE RECOMENDAMOS