La columna de la ex: ¡Mi hijo, el futbolista, es ‘mandarina’!
Suscríbete

Exclusivo
Deportes

La columna de la ex: ¡Mi hijo, el futbolista, es ‘mandarina’!

Las cosas que uno se entera... la doña se adueño del marido y le cuida el dinero. 

Doña del fútbol
Historias de la vida real de nuestro fútbol.Archivo

Primero quiero decirles que soy la ex, pero la exsuegra, y no es que ella se separó de mi hijo, sino que ‘murió’ para mí por sus malas acciones. Mi ‘bebé’ tiene cerca de 30 años, era un chico humilde, sencillo, y con un gran amor a su madre y familiares.

Lo que les contaré es duro, y no es que sea una interesada o que el dinero me mueva. Lo que me duele es que esa mujer cambió el corazón de mi hijo, lo hizo mezquino, le quitó el brillo de sus ojos y lo tiene preso en sus redes... Claro que le hemos dicho que abra los ojos, pero no reacciona.

Cuando comenzó a ganar dinero, tanto en el club como en la selección, era muy colaborador con la familia, con los amigos de la infancia y hasta con los que no tenían; pero desde que ella llegó a su vida le prohibió todo y sé que él sufre mucho.

Antes le daba de todo a sus hermanas, todavía recuerdo las 3 veces que nos llevó a Cancún y las navidades con los chicos del barrio.

Es mi hijo, pero me resultó un ‘mandarina’ más. Gracias a Dios, como padres, tenemos nuestros ingresos: mi marido es jubilado y yo sigo trabajando. Además, tenemos una tierrita que nos produce.

Le pedí a mi hijo que vuelva a ser como antes, o sea ese amiguero que vieron subir. Y una vez, llorando, soltó esto: “Mami, ella me dice que no debo gastar dinero en cosas que no son nuestras y que la familia ahora somos ella y nuestro bebé”. Mi hijo pensó que lo entendería, pero casi le caigo a palo... le exigí que se sacudiera y al final se negó a dar ese paso.

Han pasado cuatro años, ella no habla con nosotros y hasta lo ha alejado de su familia y amigos. Mi hijo ha cambiado, pero estoy segura de que ella lo volvió así. Ahora en el barrio le dicen que se graduó de ‘mandarina’.

Doña del fútbol

La columna de la ex: ¡Concentración de un “pillín”!

Leer más