Exclusivo
Deportes

¡A lo Barcelona! El Ídolo elimina a Vélez de la Copa Libertadores

Los toreros remontaron un partido cuesta arriba y siguen vivos en la Copa Libertadores. Medirán en cuartos de final a Fluminense

CORTEZ
Gabriel Cortez marcó el 2-1 transitorio.EFE

Barcelona sudó sangre, característico de sus batallas coperas. Parecía que Vélez se quedaba con la serie, pero lo dieron vuelta y quedaron vivos en la Copa Libertadores con un gol salvador de Jonathan Perlaza.

Los toreros iban a afrontar los primeros 45 minutos como una final. No había espacio para los errores y los movimientos de Fabián Bustos iban a ser mirados con lupa. Luego de no poder quedarse con la etapa en la liga nacional, Barcelona puso a sus armas más punzantes en el partido. La única ausencia fue Damián Díaz, quien presentó un cuadro gripal que lo dejó fuera del encuentro.

Con Díaz fuera, el hombre que iba a tener la dirección del equipo en la cancha era Gabriel Cortez. El Loco, quien fue pedido por la parcialidad amarilla luego de la goleada ante Macará, iba a imponerse desde el arranque pidiendo la pelota, haciéndose cargo de la gestación de juego y siempre fue preciso a la hora de combinarse.

Su primera gran intervención llegó tras un tiro de esquina que logró conectar de cabeza Williams Riveros, pero que el horizontal le negó. Barcelona era mejor que Vélez, que cuando tenía la pelota intentaba fluir como en Argentina, pero la buena presión alta amarilla los complicaba.

Barcelona era dueño del dominio, no lo dejaba que Vélez trascienda con la pelota y en el aire se percibía que el gol amarillo podía llegar en cualquier momento.

A los 23 minutos, Cortez recibió una pelota de Pineida desde la izquierda, hizo una pared con Molina y luego filtró un pase al área para Garcés, quien pivoteó perfecto para Adonis Preciado que solo tuvo que empujarla. Los toreros ganaban, eran mejores que la visita y el resultado era justo.

El gol no aplacó las arremetidas de Barcelona, más bien dejó contrariado a Vélez, que seguían deambulando sin peligro en el Monumental. Los canarios aprovechaban la amplitud del campo y los argentinos no la veían en Guayaquil.

Lo más peligroso que generó el equipo de Mauricio Pellegrino fue una jugada combinada que terminó en un mal centro de Bouzat. Pero ni la última línea amarilla, ni Burrai, la pasaban mal.

El segundo tiempo iba a arrancar con un baldazo con hielo para los toreros. Janson desequilibró por el carril izquierdo, lanzó un centro al área y Lucero cabeceó solo para el 1-1. El gol llega tras un error evidente entre Riveros y Pineida. Para ganar la serie, Barcelona tenía que hacer dos goles más.

RELACIONADAS

Vélez se volvía a poner adelante y dejaba la serie cuesta arriba para Barcelona.

El trámite mejoró para Vélez y dominaba con la posesión, pero Barcelona, en un segundo tiempo con poca influencia, iba a encontrar agua en el desierto.

Cortez cae en el área, tras un toque de Romero y él mismo lo cambia por gol. Quedaban 20 minutos infartantes por delante.

Vélez no pudo sostener la ventaja y Barcelona lo fue metiendo de a poco atrás. El tiempo iba a jugar a favor del local que iba a aprovechar un error en despeje de la zaga argentina y Perlaza, quien recién había ingresado, puso el 3-1 que le daba la clasificación.

Los últimos minutos fueron de pura resistencia amarilla. Vélez no se benefició de los cambios y perdió poderío. Barcelona se replegó, parqueó el bus y no dejó ir la serie.

Cuando parecía que el partido quedaba cuesta arriba, Barcelona aprovechó los errores del rival y se llevó la serie. Ganó 1.5 millones y jugará con Fluminense los cuartos de final.