Exclusivo
Deportes

Daniel Viteri y Brahian Alemán no cruzaron palabra en el entrenamiento

El entrenador Álex Aguinaga realizó varios ‘picaditos’ de fútbol en tres equipos.

ENTRENAMIENTO LIGA
El entrenador Álex Aguinaga realizó varios ‘picaditos’ de fútbol en tres equipos.Ángelo Chamba

El entrenamiento de Liga de Quito de este 31 de octubre fue tensionante. Muchos pensaban que en algún momento de la práctica habría algún reclamo entre el portero Daniel Viteri y el volante Brahian Alemán, quienes protagonizaron el pasado 29 de octubre una discusión durante el partido ante Universidad Católica.

El entrenador Álex Aguinaga realizó varios ‘picaditos’ de fútbol en tres equipos. En el azul estaba Viteri quien decidió jugar como defensa y en el blanco Alemán. Al ser una práctica informal y de relajación para los jugadores, todos estaban a la expectativa de que se genere algún inconveniente entre ambos futbolistas ‘albos’.

Cada vez que el ‘charrúa’ tomaba el balón y encaraba al arco rival, Viteri esquivaba a su compañero. Trataba de evitar algún roce o choque que pueda ‘calentar’ el ambiente en Pomasqui y puedan llegar a algo más grave. Pasaban los minutos y la tónica del entrenamiento era similar, pero esta vez el guardameta decidió proyectarse al ataque para anotar un gol. Alemán lo seguía lentamente, no lo presionaba, corría detrás de él y nada más. No había acercamiento para nada.

Pero llegó el momento de verse frente a frente, tal como ocurrió en Casa Blanca. La pelota cayó en la mitad de la cancha donde la dominó el urguayo y se acercó a su compañero. Fueron algunos segundos de intriga por saber qué ocurriría. Viteri trató de quitar el balón, pero Alemán lo defendió muy bien, incluso utilizó sus manos para detener el cuerpo del portero. Él lo empujaba, quitaba las extremidades de su pecho y con sus pies trataba de ‘tumbar’ a su rival. Los cinco segundos de marca de Viteri sobre Alemán terminaron con un pase del ‘charrúa’ para retirarse a otro lugar del terreno de juego.

Los dos futbolistas no cruzaron palabra alguna, no se acercaban, permanecían distanciados ya que evitaban estar en contacto. Al término de la práctica en el equipo universitario, Alemán salió junto a Norberto Araujo, Ramón Arias y Enrique Vera con quienes se sentó fuera de la cancha. Mientras que Viteri, se acostó a varios metros del uruguayo. Los dos ingresaron al camerino pero el volante lo hizo rápidamente sin hablar del tema.

El ‘mono’, por su parte, reconoció que hablaron con su compañero para limpiar asperezas y mantener un buen ambiente dentro del equipo. “No hay ningún problema personal entre ambos, quedamos ahí y no se hablará más del tema. Todo está solucionado y se queda a la interna”, explicó.

Los jugadores de Liga degustaron de un asado para convivir un poco más y calmar el ambiente tenso de los últimos días. Alemán subió primero a la zona de parrilla, minutos después lo hizo Viteri. Ambos se sentaron en mesas separadas.