Exclusivo
Deportes

“Todos somos Cevallitos”, la emotiva carta de la esposa del presidente de Barcelona

Le decimos la Miss Fútbol, a pesar de que no le gustan ni las cámaras ni las entrevistas. Rosita Enriquez de Cevallos, esposa del presidente del Barcelona, José Francisco, y la madre de sus tres hijos, a los que también les enloquece el fútbol, como a

Imagen IMG_2472
Rosita Enriquez de Cevallos disfrutó como nunca viendo al Ídolo de su marido celebrar la estrella 15.Cortesía

Le decimos la Miss Fútbol, a pesar de que no le gustan ni las cámaras ni las entrevistas. Rosita Enriquez de Cevallos, esposa del presidente del Barcelona, José Francisco, y la madre de sus tres hijos, a los que también les enloquece el fútbol, como a su padre.

Una mujer que este domingo 4 de diciembre, a pesar de sus reticencias hacia el balombié, disfrutó como nunca viendo al Ídolo de su marido celebrar la estrella 15. Se descargó viendo el festejo por televisión, y dedicó esta carta entre sus pocos amigos de Facebook.

“Gracias a Diosito, sueño cumplido. Sueño que no empezó hace un año, empezó mucho antes. Debo reconocer que me parecía una locura de mi esposo cuando lo veía subirse al avión un lunes por la mañana, llevando consigo solo una mochila. Lo veía y decía: ‘Este hombre está loco. ¿A dónde va? Le preguntaba’. Él solo respondía... ‘Mi amor, si se da, bien, sino me quedaré con que lo intenté’. Fue muy duro, solo lo acompañaba una mochila porque hasta nosotros su familia nos quedábamos acá, sin comprender qué era lo que estaba haciendo.

Muchas puertas se cerraron, muchos no contestaban ni el teléfono. Pero al contrario de lo que yo creía, eso lo motivaba más para no abandonar su sueño. La campaña no fue leal, se metieron hasta con lo más grande que tenemos... Nuestros hijos. Qué culpa tienen ellos de llevar el fútbol en la sangre y de convertirlo en su profesión. Vividores del fútbol dijeron, y sí vivimos del fútbol y qué! Pero al igual que su padre, viven para el fútbol también.

Compararon “chequeras” cuando no se necesitaba dinero, solo hombres honestos dispuestos a hacer las cosas correctas, con honestidad para que salieran bien. Hoy que gracias al de arriba el sueño se cumplió quedan atrás (al menos por este año) todos esos viernes de angustia porque no se completaba (dinero) para poder jugar. Y cuando se conseguía verle la cara de felicidad porque al margen del resultado del domingo ya se había ganado por el simple hecho de poder jugar. Quedan atrás todas esas madrugadas en las que el sueño se interrumpía por ponerse a pensar en qué hacer. Resultaba mejor que dormir. Y yo otra vez lo miraba y decía: ‘Este hombre está loco’. Los que estuvieron cerca saben de qué les hablo. De los miedos, de las lagrimas, de los enojos, pero también de las alegrías que comenzaron a llegar y que gracias a Dios fueron más. Gracias jugadores, cuerpo técnico y a sus familias porque sin ustedes esto no sería posible. Ustedes devolvieron la esperanza e hicieron que cualquier esfuerzo dirigencial valiera la pena.

‘Pancho’ ha tenido la bendición de estar en el lugar correcto en el momento correcto y con las personas correctas. Gracias a todos aquellos que siempre confiaron y se embarcaron en esta nave y a los que no confiaron y dudaron (están bloqueados) Jajaja. Cuéntenles que sí se pudo. Que solo se necesitaban hombres honestos que hicieran las cosas correctas.

Este es mi pequeño homenaje para ese hombre soñador, visionario, excelente esposo, pero lejos lejos mejor PADRE. A diferencia de lo que todos creen, no está en las calles celebrando, está aquí en nuestra casa abrazando a sus hijos, viendo x televisión la alegría de los barcelonistas y compartiendo con ellos la estrella 15. Hoy todos somos Cevallitos y llevamos puesta la camiseta del amor y de la gratitud. Gracias Diosito porque sin ti nada es posible. A celebrar se ha dicho”.