Exclusivo
Deportes

“Y llora, Quito, llora”

Ese fue el cántico que entonaron los no más de 40 hinchas de América de Ambato en el arranque de la Copa Ecuador, en la capital de Tungurahua.

AMÉRICA DE AMBATO VS D. QUITO

Ese fue el cántico que entonaron los no más de 40 hinchas de América de Ambato en el arranque de la Copa Ecuador, en la capital de Tungurahua. Y es que Deportivo Quito, después de haber luchado por un empate, tuvo que ver la desventaja en el marcador cuando el rival le marcó en el minuto final.

Con el resultado de 2-1, la hinchada de la AKD salió insultando hasta a los jugadores por “su falta de entrega”, según acusaban los fanáticos. Porque fue un golpe de frustración ver cómo los chullas estaban perdiendo y, con un esfuerzo inmenso, lograron empatar, para acabar perdiendo nuevamente.

El golero Jerson Sánchez fue el culpable de los dos goles de América y no solo eso, casi fue responsable por al menos otros dos más. Su falta de experiencia lo llevaron a, en caso de ambas anotaciones, rechazar el balón a los pies del rival.

Johan Perea abrió el marcador a los 19 minutos, tras una jugada simple en el área de Sánchez. La hinchada de la AKD no dejó de alentar y, de hecho, cuando Álex Colón puso el empate parcial, lo celebraron como si fuera una final.

Papel picado, bombos, aplausos fueron parte de la gran celebración chulla. Pero pocos minutos después, todas esas ovaciones se convirtieron en insultos al árbitro, inclusive por intermedio del presidente Juan Manuel Aguirre, quien estuvo en el palco como un hincha más.

Henry Madroñero ingresó al cambio y un minuto después, cuando corrían 94 en el cronómetro, puso la segunda para América, y la sentencia para Deportivo Quito. Nuevamente un error de Sánchez pasó factura y la AKD tuvo que resignarse a la derrota.