Exclusivo
Deportes

Jazlín Guerrero, la 'Gambetita' del Bombillo

La jugador de Emelec es figura en la Superliga femenina. Es de Santo Domingo de los Tsáchilas, juega de volante 5 y sueña con llegar a la Tricolor.

Jazlín Guerrero Emelec
Jazlín Guerrero, jugadora del Emelec.Cortesía

Jazlín Guerrero bien puede repetir la historia de Jaime Iván Kaviedes, pero en femenino. Tiene 17 años y salió de su natal Luz de América o más conocido como el kilómetro 23, parroquia de Santo Domingo de los Tsáchilas.

La volante llegó esta temporada a Emelec con ganas de mostrar todo su fútbol.

A los seis años 'peloteaba' con los niños. Y es que tiene sangre de futbolista, ya que su primo, Melinton Guerrero defendió la camiseta del Barcelona en los 90.

Jazlín le debe el fútbol a su abuelo, quien la ha apoyado en todo, pero por ahora no la ha podido ver en vivo y en directo con la camiseta azul por lo de la pandemia.

¿Jugaba con varones?

Sí, eso fue en mi parroquia, ahí comencé a jugar; soñaba de pequeña estar en un equipo de mujeres y creía que no se me iba a dar. Al inicio fue complicado, pero después todo sucedió.

¿Cómo llegó a Emelec?

Primero vine al Guayaquil City y después decidí ir a Emelec a probarme, con la bendición de Dios me quedé y ahora soy parte del Bombillo.

IMG_6167
Guerrero es mediocampista y sueña con llegar a la Tricolor.Emelec femenino

¿Y cómo sale de Luz de América?

Una día le dije a mi mamá que quería probar suerte en Guayaquil, me dijo que era complicado, ya que no tenía a nadie que me dé la mano... me fui dormir toda triste, pero al otro día me dio el dinero para viajar.

¿El sacrificio valió la pena?

Sí. Llegué con muchos nervios, con apenas 17 años. Y acá estoy.

¿Por qué mediocampista?

Me gusta ver cuando el equipo ataca, me agrada filtrar pases. En mi posición puedo ver cómo juegan mis compañeras.

¿Qué le inculcaba su abuelo cuando era pequeña?

Me decía que debía jugar sin importar si era mujer y poner las piernas sin miedo. Cuando iba con los varones la gente decía: ahí viene la niña que juega. A veces me escapaba de la casa para ir a jugar con los chicos.

Foto de Sistema Granas(32534180)

Dayanna Zúñiga: “Me retaban por jugar con varones”

Leer más

¿Viene de una familia futbolera?

Sí, mi tío Melinton Guerrero jugó en Barcelona y Macará.

¿Cuál es su mayor anhelo?

Hay dos sueños que tenemos la mayoría de chicas en la Superliga femenina: representar al país a nivel de selección y jugar en el extranjero. Hay que trabajar fuerte para que eso se haga realidad.

¿Qué tan lejos está de llegar a la selección?

Ya estuve en un microciclo y fue lindo. Espero volver a ser tomada en cuenta.

Ahora que está en Emelec, ¿qué le dice su familia?

Siempre está pendiente de todo. Están orgullosos de que esté en Emelec y me respaldan. También les gusta el fútbol. El balompié es mi vida.

¿Es cierto que en Luz de América le decían Gambetita?

Es verdad, desde pequeña. Acá no me dicen nada.

¿Qué tal es para hacer las gambetas?

Siempre me ha gustado hacerlo. Me molestaban con lo que hacía Michael Arroyo. Además desde niña me fascina el fútbol de Ronaldinho.

¿Qué siente jugar con la camiseta del Bombillo?

Al inicio un poco de nervios, porque es un club grande, pero ya estoy adaptada. Hay muchas chicas que juegan bien.

¿Qué les dice la DT Gisselle Moreira?

Nos enfoca en lo que ella desea y ayuda en todo para que seamos alguien en el fútbol.

¿Cree que hace falta apoyo al fútbol femenino?

Hay apoyo, pero necesitamos mucho más para seguir adelante con la profesión.

Llegó desde Luz de América, en el 2019 estuvo en Guayaquil City y en el 2020 en Emelec. Ya ha estado en un microciclo de la Tricolor.

¿Y los estudios?

Quiero ingresar a la universidad para estudiar psicología.

¿Su comida favorita?

El encebollado con una funda gigante de chifles.

TE RECOMENDAMOS