Exclusivo
Deportes

Jorge Guagua: "Pedíamos tiempo al árbitro, pero para ir a celebrar"

El exdefensor de la selección ecuatoriana recordó el triunfo (2-0) ante Argentina en 2015 durante el inicio de las eliminatorias para Rusia 2018

Jorge Guagua 1
Jorge Guagua disputó con la selección de Ecuador cinco eliminatorias (2002, 2006, 2010, 2014 y 2018).Archivo

Mañana, a las 19:10, la selección de Ecuador iniciará las eliminatorias con el fin de clasificar al que sería su cuarto mundial, Catar 2022, y debuta de visita ante Argentina en el estadio Monumental (Buenos Aires), combinado al que la Tricolor venció, el 8 de octubre de 2015, en el partido inaugural del camino hacia Rusia 2018.

El exseleccionado de la Tri, Jorge Guagua, en entrevista con Diario EXTRA recordó cómo fue el primer triunfo ante los albicelestes en su casa y cómo será el partido que dará comienzo a este nuevo proceso, al que considera “jodido”.

El Patrón, quien estuvo en cinco eliminatorias (2002, 2006, 2010, 2014 y 2018) y en dos mundiales (2006 y 2014), asegura que la selección nacional puede vencer nuevamente en suelo argentino, lo que le daría un buen “envión anímico para empezar con pie derecho”.

Giovani Lo Celso

Lo Celso y Musso son bajas en Argentina

Leer más

¿Cómo son para un seleccionado los momentos antes del partido inaugural de eliminatorias?

Cada eliminatoria es diferente. Es un ambiente distinto, porque todas las selecciones quieren iniciar con el pie derecho. Siempre hay ese nerviosismo y las ansias para que llegue el primer partido de las eliminatorias. Los encuentros de eliminatorias son complicados y jodidos.

El 8 de octubre de 2015 se consiguió la primera victoria (2-0) de visita ante la selección de Argentina, ¿actualmente hay un panorama similar para ganar?

Hay un panorama diferente al anterior proceso, porque el cuerpo técnico de Gustavo Alfaro recién llegó (el pasado 26 de agosto) y no ha tenido tiempo de trabajar con los muchachos, también se están integrando muchos jugadores nuevos. Sin duda que es totalmente diferente, porque en el proceso anterior había algunos mundialistas y otros que venían jugando varios partidos con la Tricolor. Pero eso no quita que la selección pueda volver a ganar porque tenemos jugadores destacados en el exterior que la están rompiendo en Europa.

Ecuador 1
El 8 de octubre de 2015 la selección de Ecuador venció (2-0) por primera vez a la selección de Argentina en su casa.Archivo

En 2015 Lionel Messi fue baja de la Albiceleste, ¿eso hizo diferencia dentro del campo?

Messi representa mucho para la selección de Argentina, por eso que es difícil ganarles a los argentinos cuando él está presente. Él es el mejor jugador del mundo y transmite mucho con su presencia a sus compañeros y a los rivales, a quienes suele poner nerviosos, pero así se le puede ganar también. Hay que pararse bien y con confianza. No hay que dejarlos que manejen la pelota.

¿Cómo fue el ambiente antes de la victoria ante los gauchos?

Siempre la previa de iniciar las eliminatorias hay ese nerviosismo y esa ansiedad porque llegue el primer partido, pero en esa selección había jugadores grandes que conocíamos lo que era estar en esos partidos difíciles y eso le transmitíamos a los chicos que recién venían llegando, conversábamos con ellos. Siempre se dio un ambiente bueno dentro de la ansiedad y la preocupación por lo que se iniciaba y de visitante, pero sin duda alguna es algo que puede volver a vivir la selección porque los muchachos están pasando buenos momentos.

¿Cuál fue el mensaje con el que saltaron al campo del Monumental (Buenos Aires)?

Cada jugador en el primer partido de selección quiere mostrarse, dar lo máximo para seguir siendo llamado, entonces con esa idea partimos, cada uno dio todo ese día. Nos dijimos que teníamos que dar todo por nuestro país y las personas que confiaron en nosotros, y así sucedió porque todos salieron como unas fieras.

Se terminaba el partido y se jugaba el minuto 81 cuando Frickson Erazo marcó el primer gol, ¿cómo tomaron el gol de Erazo?

Recuerdo que se terminaba el partido y nos tocó cobrar un tiro de esquina, que lo peina (Segundo) Castillo en el primer palo y cierra la pinza Frickson. Entonces cuando vimos que la pelota entró nos metimos a la cancha y corrimos a celebrar con ellos, porque a nivel de selección se festeja así, algo que da más ánimos a los compañeros. Fue una locura ese pique que hice para ir a celebrar.

Ecuador
El defensa Frickson Erazo (3) marcó el primer gol de la victoria ante la albiceleste.Archivo

¿Aquel gol fue una jugada preparada?

Sí, fue una jugada preparada. Me acuerdo que el profe Gustavo Quinteros (2015 - 2017) siempre practicaba esa jugada. Pelota al primer palo, uno pica a pivotear y uno de los centrales cierra la pinza en el segundo palo. Por suerte ese día nos salió una de las jugadas que habíamos trabajado.

¿Después de la primera anotación pensaron en ir a buscar el segundo o en resguardar la mínima diferencia?

Hablábamos en la banca y veíamos que los muchachos se sentían cómodos en la cancha y podían ir a buscar el otro gol. Justo viene la jugada en la que desborda Antonio Valencia y la mete Felipe Caicedo (82’). Bueno ya con ese gol nos sentimos más seguro y sentimos que nos íbamos a llevar el triunfo. Los de Argentina nunca pudieron reaccionar a nuestro buen juego. Fuimos superiores ese día, en todo sentido.

¿Cómo fue la celebración tras el pitazo final?

Los que estábamos afuera pedíamos tiempo al árbitro para que termine el partido y no por miedo a que nos empaten, sino porque ya queríamos celebrar el triunfo (entre risas). El árbitro pitó y nos metimos a la cancha a celebrar. Dentro del camerino nos gozábamos y saltábamos, pero no pudimos hacerlo mucho tiempo porque enseguida teníamos que regresar porque venía el partido contra Bolivia (13 de octubre de 2015).

¿Estas victorias ayudan en lo anímico al grupo?

Sin duda, estas ayudan en el inicio de eliminatorias. Si te pones a ver nos dio un envión anímico que ganamos esas primero cuatro fechas. Siempre te llena de confianza y te motiva porque te da a entender que vas por el camino correcto.

TE RECOMENDAMOS