Exclusivo
Deportes

Jugadoras de la SuperLiga: el fútbol no es su único 'camello'

Giannina Lattanzio, de Dragonas; Loren Aguilar y Fernanda Vásconez, del club Ñañas, contaron a EXTRA sus actividades extrafutbolísticas en medio del confinamiento por el coronavirus

JUGADORAS
Lattanzio es ingeniera en marketing y Aguilar tiene una tecnicatura en deportes.Cortesía

Giannina Lattanzio ha tenido ha tenido una fructífera carrera como futbolista: debutó en el Inter de Milán hace 14 años y desde entonces ha vestido la camiseta de clubes tanto nacionales como internacionales. Hoy milita en Dragonas, división femenina de Independiente del Valle, pero la emergencia sanitaria del coronavirus ha impedido el inicio de la SuperLiga Femenina nacional.

Cualquiera pensaría que, como todos los deportistas del Ecuador y el mundo, entrena en su casa para estar lista cuando por fin empiece la competencia. En realidad eso hace ella, pero en estos tiempos de pandemia, combina el fútbol con su profesión: el marketing.

RELACIONADAS

“Soy ingeniera en marketing y aparte de entrenar por zoom, con mi equipo, también realizo trabajos online: manejo de redes, marketing digital, publicidad, diseño gráfico”, comenta la ítalo-ecuatoriana, quien cuando jugaba en D. Cuenca, la temporada pasada, también trabajaba part-time en una agencia.

Comentó que no pudo seguir con aquel ‘camello’ porque en el cuadro ‘morlaco’ se empezó a entrenar a doble jornada, por lo que se enfocó solo en el deporte rey. “Me siento bien porque paso ocupada. Antes me demoraba una hora por el transporte para ir a la cancha. Ahora tienes más tiempo y puedes manejarlo. Trato de aprovechar el tiempo, he podido hasta comer mejor porque tengo más tiempo para organizarme”, continuó la mundialista, en diálogo con EXTRA.

Lattanzio contó también que, afortunadamente, en Independiente del Valle no se han reducido sueldos ni se han atrasado con los pagos. Sin embargo, dejó entrever que no todas sus colegas corren con esa suerte y por ello, recomienda combinar este deporte con otra actividad:

“Hay mujeres que tal vez se conforman y ganan solo el sueldo del fútbol. A mí me gusta ocupar mi mente en algo que he estudiado y me apasiona. Siento que si no lo hago, he perdido una parte de mi vida estudiando para nada. Hay quienes se conforman, pero yo nunca me conformo”,Giannina Lattanzio

Y es que jugar fútbol y tener un empleo adicional se ha convertido hoy en una necesidad para las futbolistas nacionales, más aún con la incertidumbre generada por la crisis del coronavirus. “El mundo está sufriendo una crisis económica y no se diga Ecuador, y más aún ciertas industrias, como la deportiva. Cuando se afectan a los clubes, se afectan a todas las personas que integra un club: personal administrativo, cuerpo técnico y jugadoras”, indicó Fernanda Vásconez, jugadora y presidenta del club Ñañas.

Incluso, debido a la pandemia, la SuperLiga Femenina nacional por poco y no se juega, debido a que dos clubes propusieron la cancelación del torneo a causa de la emergencia sanitaria. “Si era por temas de salud, entonces no debería haber ninguna competencia deportiva. Sin embargo, sí va a haber LigaPro, entrenamientos, los cuidados necesarios, entonces, ¿por qué no se iba a jugar?”, cuestionó Vásconez.

ENTRE EL FÚTBOL Y LA AGRICULTURA

Loren Aguilar
Loren Aguilar y su huerto orgánico.Cortesía

Loren Aguilar se desempeña como volante por derecha de Ñañas. Sin embargo, por la suspensión del fútbol femenino a causa del COVID-19 le ha permitido avanzar con su tesis –estudia una tecnología en actividad física deportiva y recreación– además de su propio emprendimiento

“A pesar de lo malo de la pandemia, también he estado trabajando. Me dediqué un poco a la agricultura realizando un huerto orgánico aquí en mi casa, para la familia. Estoy con un proyecto bastante grande de ponerme una floristería”.Loren Aguilar

Como sucede en Independiente del Valle, el equipo de Aguilar tampoco ha reducido el sueldo del plantel, a pesar de la crisis: “Gracias a Dios el club desde el principio, cuando empezó la pandemia, nos dijo que todo el apoyo estaba puesto sobre nosotras, las jugadoras, ellos han estado súper pendientes, no se ha recibido ninguna reducción de salario: ellos nos dijeron que eso es primordial, que iban a estar pendientes en cumplir con nosotros como club y lo han cumplido".

Vásconez explicó que el club que preside ha logrado mantener cerca a sus auspiciantes, y que ellos también han arrimado el hombro en esta situación. De ahí que han logrado mantener una estabilidad económica

Aguilar, por su lado, considera que siempre ha sido complicado para el fútbol femenino ecuatoriano buscar el apoyo necesario para ser una industria rentable, pero también reconoce que se ha avanzado: “Ha habido un desarrollo enorme, tengo entendido que los clubes siguen entrenando desde casa, controlando a sus jugadoras, muchos ya se han preocupado por hacer chequeos médicos, protección de lesiones, creo que dentro de todo lo malo de esta pandemia sí se ha visto el apoyo al fútbol femenino”.

El pasado 23 de junio, la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) dio a conocer que los entrenamientos de los clubes femeninos se reiniciarán el próximo 15 de julio, mientras que la SuperLiga comenzará el próximo 22 de agosto. “Creo que es idóneo, perfecto iniciar en esa fecha, da el tiempo suficiente para que las chicas regresen a sus entrenamientos”, finalizó Vásconez.

TE RECOMENDAMOS