Exclusivo
Deportes

Kevin Torres se llevó la estrella 14 de Barcelona al cielo

Fue campeón con el ídolo en el 2012 y Luis Zubeldía y Gustavo Costas le dieron la oportunidad de estar en el equipo de primera. 

A-1-3222526 (13222526)
Kevin Torres junto a Máximo Banguera en el Barcelona del 2012PEDRO FREIRE

Kevin Torres Andrade, era un juvenil cuando fue campeón con Barcelona en el 2012, tenía apenas 18 años y tuvo presencia en varios partidos y hasta se fue a Nueva Jersey a jugar el Clásico del Astillero en el 2012, pero un 17 de junio del 2021, cuando estaba trabajando en su camión, un accidente de transito le dio el pase para el cielo. Kevin, conocido como sus compañeros como Naranjito, en homenaje a su querido Naranjal,  se unió a otro coterráneo  Dannes Coronel que falleció cerca ya de un año.

Kevin jugaba de cinco o defensa, fueron Luis Zubeldía y luego  el profesor Gustavo Costas que lo llevaron al equipo de primero.

Torres tuvo un debut soñando en el 2012, fue un partido ante el Deportivo Cuenca, pero no parecía que era su debut, es más, el DT Costas le dio hasta minutos del segundo tiempo para que actúe, y lo hizo bien. Cuando salió al cambio Damián Kitu Díaz lo felicito y recibió el aplauso de más de 15.000 personas, aquel día en el camerino Costas le dijo que había hecho un buen trabajo.

A-1-3268887 (13268887)
Kevin Torres en el 2012 con un poster de Barcelona que salió en EXTRA.JERSON RUIZ

Kevin Alejandro Torres Andrade, falleció a los 27 años, era el segundo de cuatro hermanos del hogar de Janeth Andrade y Jhonny Torres, desde "peladito" le gustó el fútbol. A los 9 años era un delantero con gol del equipo Juventud de la ciudadela Juan Pastor, de su querido Naranjal.

Luego pasó a la escuela Marcos Chica por tres años. Cuando tenía 13 años decidió probar suerte en Barcelona, llegó a Guayaquil. Todo estaba escrito para su llegada al Ídolo. Lo dejaron en la terminal terrestre de Guayaquil y debió subirse al bus de la línea 2, hasta llegar al Monumental.

E4GytGsX0AAAhTc

Gustavo Alfaro sin un equipo fijo en Ecuador

Leer más

Llegó tarde al igual que el entrenador Castillo, pero eso valió para estar en el momento preciso para que lo vean. En el primer entrenamiento su juego llenó la vista del DT y fue el comienzo de un camino con obstáculos y sacrificios.

En el 2012 Kevin visitó las instalaciones de EXTRA y hace 9 años nos decía: "Hice tres jugadas que me salieron muy bien y me expresaron que siga entrenando, recuerdo que cuando llegué a casa le comenté a mi madre y estaba contenta, y como tenía 13 años ella no quería que siga viniendo porque estaban de por medio los estudios, pero después comprendió, gracias a Dios siempre he tenido el apoyo de ella y de mi papá, que por cierto todos son amarillos", mencionó.

Los dos primeros años le tocó viajar todos los días desde Naranjal a Guayaquil, uno de los obstáculos fue una lesión que sufrió que por poco le cuesta su carrera deportiva. "Recuerdo que llegué a la Sub-14, pero terminé jugando en la Sub-16, me hicieron un contrato y me quedé. En el 2011 estuve en la reserva del equipo, yo decía que estaba a un paso del equipo de primera y eso fue lo que pasó, entrenaba con el profesor Jhonny Perlaza, era mucha emoción, después me vio el técnico Luis Zubeldía, quien me hacía concentrar con el equipo de mayores, eso era una felicidad", afirmó el joven Torres. 

Ese año debutó oficialmente de volante en el torneo nacional frente al Deportivo Cuenca, pero ya había jugado de defensa central en el Clásico del Yasuní en el Alberto Spencer, luego en el mismo encuentro en Nueva Jersey, antes lo había hecho en Machala y Babahoyo.

FUE CAMPEÓN

Kevin en el 2012 fue uno de los juveniles con los que contó el DT Gustavo Costas y además estuvo en Nueva York y Brasil con el equipo "amarillo", decía que estaba soñando despierto y que no quería parar. Su sueño siempre fue llegar a la Tricolos sub 20.

De la estrella 14, quedan las palabras de Torres de aquel día: "Fue algo único cuando terminó el partido todo era una fiesta, celebramos con todos, el respaldo y palabras de apoyo de los que tienen experiencia como Máximo Banguera, Renzo Revoredo y más nunca los olvidaré", expresa Torres.

En medio de toda la euforia del 2012. Torres recordó: "Nunca olvidaré los consejos de mi bisabuela Cirila, ella siempre se preocupaba por lo que me pasaba, sus palabras fueron siempre bien recibidas", indicaba el juvenil del 2012 que ahora está en el cielo.

A-1-3218028 (13218028)
Torres con amigos cuando Barcelona jugó el Clásico del Astillero en Nueva York.CORTESIA