Michael Morales volvió a Ecuador con una amplia sonrisa, luego de su victoria en UFC 270
Suscríbete

Exclusivo
Deportes

Michael Morales volvió a Ecuador con una amplia sonrisa, luego de su victoria en UFC 270

El peleador, oriundo de pasaje, volvió a Ecuador para celebrar el triunfo conseguido ante el norteamericano Trevis Giles en su debut oficial dentro de la empresa.

morales
El peleador ecuatoriano Michael Morales, dió una rueda de prensa al arribar a Guayaquil. Lo acompaña su madre, Katty Hurtado (der.)Christian Vinueza

Con la bandera ecuatoriana en alto y lleno de orgullo, Michael Morales volvió al país luego de su buen debut, el sábado 22 de enero, en la empresa más grande de artes marciales mixtas en el mundo, la UFC. Un knockout técnico a Trevin Giles marcó su primera victoria dentro de la compañía, triunfo que le asegura su permanencia y destacar como un ‘prospecto’ dentro de la división de los peso Welter.

De la mano de su madre, Katty Hurtado, a quien Michael denomina “su motivo para pelear”, conversó con EXTRA y reveló algunos detalles sobre el combate.

En la previa, el plan de Morales era mantener la distancia y aprovechar el poder de sus golpes. El objetivo era finalizar, no estaba contemplado llegar a la decisión de los jueces. Quería dar un mensaje claro, y lo logró.

RELACIONADAS

 “Mis entrenadores sabían que tenía que ir a finalizar el combate, yo quería que sea en el primer round, me asusté un poco cuando me llevó al piso pero mantuve la calma, pude revertir la posición y volver a la pelea de pie donde conseguí el Ko”, explicó el peleador.

Un tiempo para recuperarse

Su permanencia en Ecuador será hasta el 17 de febrero próximo. Aprovechará el tiempo para recuperarse de una lesión que arrastra desde su pelea en el contender series ante el kasajo Nikolay Veretennikov, donde ganó el contrato con UFC. Morales contó que está a la espera de que su equipo médico defina si necesita operación.

“En la pelea en el contender -detalló-, me patearon la rodilla izquierda y en mi ultimo combate me Trevis Giles me volvió a atacar el mismo lugar, aunque no es grave, seguramente necesitaré una operación de la que necesitaré al menos dos meses para recuperarme”.

Sobre su futuro en UFC, Michael es muy cauto al expresarse. Dice que está tranquilo y que todo es “paso a paso”. El ecuatoriano espera pelear una vez más a mediados de 2022, y de conseguir un buen resultado, asegurar al menos dos enfrentamientos para el 2023, año en el que termina su contrato.

“Mi contrato es hasta diciembre del 2023, estoy trabajando duro para ganar mis próximos combates y así asegurar que me renueven, aún estoy gateando, pero quiero quedarme en UFC y cumplir mi sueño de darle todo a mi madre” subrayó.

Morales adelantó que existen al menos tres ecuatorianos más con grandes posibilidades de llegar a UFC. “Esperen grandes sorpresas para el MMA ecuatoriano, sigan apoyando que eso es lo que necesitamos los peleadores”.