Mundial de Catar 2022: Hinchas ecuatorianos 'armaron' la fiesta en el estadio Khalifa
SUSCRIBIRME POR $1/ 1 MES

Exclusivo
Deportes

Mundial de Catar 2022: Hinchas ecuatorianos 'armaron' la fiesta en el estadio Khalifa

El estadio donde la Tri jugó su último partido en este Mundial tuvo hasta hinchas de Aucas y Dep. Quito. Algunos ni entraron; solo apoyaron

Hinchas de Ecuador
José Oña, Edwin Tingo, Lilia Proaño, Leonardo Tito y Miguel Pazmiño en Catar.Jerson Ruiz

Ante Catar fueron los mejores y únicos; ante Países Bajos se llevaron la medalla de oro en apoyo a la selección y, ayer, ante Senegal, fueron más que el punto amarillo, azul y rojo en el estadio Khalifa. Ver en suelo catarí a un fanático de Barcelona es normal, debido a que son mayoría en todas partes, pero que asistan hinchas de Aucas, Deportivo Quito y El Nacional es un lujo de pocos.

Ayer, antes de iniciar el cotejo, Edwin Tingo vestía la camiseta del Papá Aucas. Repetía que no era su primer Mundial, pero que este era único, mágico, debido a que viajó como un hincha campeón. “Con la camiseta de Aucas al Khalifa, para que el mundo vea quién es el campeón de Ecuador”, expresó lleno de emoción.

Por su parte, José Oña se sentía más que feliz porque su camiseta la veían en Medio Oriente. Del otro lado, Leonardo Tito llevaba orgulloso la casaca del Deportivo Quito.

Si bien los hinchas de Senegal andaban con orquesta desde África, quienes se robaron el show fueron los ecuatorianos que bailaron hasta que se cansaron, eclipsando incluso a veces los mismos cánticos de los africanos.

Enner Valencia ya sueña con jugar el mundial de Catar.

Valencia: "Nuestro buen rendimiento y contra Senegal nos pasó factura"

Leer más

Gabriela Ocaña fue uno de ellos. Llegó desde Quevedo y pidió no ser fotografiada porque se fue a Catar a “escondidas”. Ya tenía una semana en Medio Oriente y estaba bailando afuera del Khalifa, aunque seguro ya la están llamando porque “alguien” le dijo al jefe que estaba con la Tri.

“No me vaya a sacar en el Diario, vea que ando camuflada, luego me quedo sin trabajo; estoy con permiso médico”, dijo entre risas, al tiempo que aseguró haber gastado cerca de 7.000 dólares en una semana, entre pasajes y dos entradas.

descarga pdf