Mundial de Catar 2022: Pujaron por su pana Gonzalo Plata
Suscríbete

Exclusivo
Deportes

Mundial de Catar 2022: Pujaron por su pana Gonzalo Plata

Los amigos de Gonzalo Plata, Juan Araujo, Stalin Matute y José Araujo, se quedaron ‘varados’ con la ‘jama’. Vieron juntos el partido

Hinchas de Ecuador
Juan Araujo (i), Stalin Matute y José Araujo se reunieron para ver el partido de su pana Gonzalo Plata.Juan Faustos

Los panas y vecinos de Gonzalo Plata, Juan Araujo, José Araujo y Stalin Matute, se despertaron con emoción, ya que Ecuador tenía la posibilidad de clasificar a los octavos de final del Mundial de Catar. Ellos se organizaron para ver jugar, una vez más, a Platita. Tenían ‘jama’ y cervezas, pero la eliminación de la Tri esfumó su alegría.

En las calles 17 y la L, en el suburbio de Guayaquil, sector donde vivió Plata en su infancia, sacaron un pequeño televisor de 15 pulgadas y lo conectaron a un parlante grande para hacer bulla y mantener al vecindario al tanto de los detalles del enfrentamiento.

“Así como lo vemos en la cancha, que se lo nota sumamente feliz, así era desde que lo conocí en la guardería. Él desde pequeño ya demostraba que podía ser jugador, andaba con una pelota siempre y le gustaba andar jugando. Para nosotros, que vimos cómo se esforzó, es una felicidad verlo con la selección de Ecuador en un Mundial”, mencionó Juan Araujo, mientras veía el choque ante Senegal.

El primer tanto de los senegaleses, a los 45 minutos del primer tiempo, hizo que José Araujo recordara las veces que Gonzalo se enfrentó a peloteros más grandes que él.

preciado

Preciado: "Nuestro buen rendimiento y contra Senegal nos pasó factura"

Leer más

“Desde pequeño le gustaba jugar con gente más grande. A él no le importaba el tamaño de sus rivales y siempre luchaba como si estuviera jugando una final. Le pegaban, pero él tomaba la pelota y los hacía bailar, y así les terminaba ganando. Esos africanos no son nada para él”, manifestó entre risas José.

El empate de Moisés Caicedo (67’) los hizo saltar de la alegría, tanto que mandaron a pedir más bielas para celebrar la clasificación. Sin embargo, el tanto de Kalidou Koulibaly dañó la fiesta y hasta la comida les quedó amarga.