Exclusivo
Deportes

Las horas bajas de El Nacional no terminan 

La crisis económica y los dobles contratos afectan la imagen del 'Bi-Tri'. El Flaco Paz y Miño, exgloria del club, urge lograr una nueva estructura

ElNacional-crisis-contratos-LigaPro
El Nacional vive momentos complicados en el aspecto deportivo y en el administrativo.ANGELO CHAMBA / EXTRA

En los últimos años, El Nacional ha perdido la gloria que le caracterizó. Las épocas doradas quedaron atrás y los problemas han sido una constante en el único Bi-tricampeón ecuatoriano.

Gracias a un cambio de reglamento evitó el descenso a finales de 2018, mientras que en el 2019 perdió puntos por un descuido administrativo; y en esta temporada 2020 la crisis económica y líos con los contratos de los jugadores empañan la imagen de los 'puros criollos'.

La falta de recursos, que se agravó por la paralización del torneo debido a la pandemia de la COVID-19, hizo que se presente un conato de huelga, los jugadores están impagos y además se filtró un audio donde se habla de supuestas irregularidades en los contratos.

Pablo-Repetto-entrenador-LigadeQuito

Repetto está feliz por volver "a la libertad"

Leer más

Sobre este último punto, Lucía Vallecilla, presidenta de El Nacional, se defendió asegurando que son dos vínculos distintos: el de jugador profesional y otro de manejo de imagen. Además, el club entregó la documentación solicitada para la investigación que lleva adelante la LigaPro.

Fabián Paz y Miño, exjugador y figura de los militares en las décadas del 70 y 80, afirma que lo que pasa en el club “es muy penoso" y que "es por eso que no salimos de este bache, no se están haciendo las cosas bien”. Agregó que “se necesita una nueva estructura para sacar a un equipo tan glorioso como El Nacional que se merece estar en los primeros lugares”.

"Faltan controles estrictos"

Para el jurista Oswaldo Paz y Miño, la realización de dobles contratos en el fútbol es ilegal y refleja la falta de controles estrictos. “Dan lugar a violaciones de carácter legal en temas trascendentes para los clubes y el Estado como el pago de impuestos, seguro social, rentas. Abre la posibilidad de que, inclusive, se puedan producir delitos graves como el lavado de dinero”, explicó.

Agregó que también hay casos en los que no se firma un vínculo y “los pagos son en negro, no queda registro con el objeto de evadir obligaciones de presupuesto de los equipos o temas como pensiones alimenticias”. 

TE RECOMENDAMOS