Exclusivo
Deportes

La pelota lloró y el Cielo FC se reforzó con Tiburón, Morales y Montoya

Una semana que se fueron verdaderas leyendas del fútbol ecuatoriano. El Cielo FC se reforzó con todo. 

luto-futbo
El fútbol ecuatorian del 20 al 24 de junio perdió varias figuras.Cortesía

Del 20 al 23 de junio del 2020, tres personajes del fútbol ecuatorianos se nos adelantaron. Perdimos a verdaderas leyendas del balompié, gente que hizo historia y ahora solo nos dejan su legado.

Fueron jugadores y un entrenador con un marcado color de camiseta, eran hinchas más de aquellos equipos.

Fueron cuatro días que los colores se les puso un crespón negro.

figueroa-emelec
Ecuador Tiburón Figueroa, una figura del Emelec de los años 70 y 80.Archivo

TITBURÓN

El 20 de junio le dijo adiós Ecuador Tiburón Figueroa, el pequeño que nació a un costado del estadio Capwell, luego llegó al Bombillo y hasta fue figura en los 70 -80.

Una penosa enfermedad se lo llevó, a Ecuador era fácil de encontrar cuando jugaba el Ballet en Guayaquil, porque le gustaba compartir con sus ex compañeros del fútbol antes de los partidos.

Nos deja el legado, del chico soñador, del que se imagina jugar en un equipo grande y lo logra. Figueroa también fue seleccionado del Ecuador y vistió más camisetas, pero la del Emelec se quedó en el corazón.

A los azules también se les fue el argentino Oscar Domingo Blanco, es jugador y entrenador.

PESTAÑITA

El 22 de junio, justo el mismo número que le gustaba usar a sus inicios, Carlos Luis Morales de 55 años también nos dejo, la partida de Pestañita causó muchas sensaciones de quienes los vieron en su calidad de arquero.

Nacido en el ídolo, luego lo sacaron, pero siempre ha estado unido a la historia del equipos.

En los próximos días, Barcelona le hará un homenaje en el estadio Monumental, donde uno de sus arcos lleva su nombre.

Su foto de hace 30 años, en una semifinal de Copa Libertadores le tapó un penal a José Serrizuela, ahora se hizo inmortal.

MONTOYA

Leonel Montoya, es decir Liga de Quito, fue un hombre albo toda la vida. Nació en Colombia, pero conocía más el Ecuador que su país.

A los 88 años se despidió para siempre. Su marca es el bicampeonato con Liga en 1974 y 1975.

Es el 'culpable' que lleguen al país muchos buenos jugadores colombianos.

Y hasta la parte dirigencial se reforzó en el Cielo FC, el Dr. José Aroca, presidente de Fuerza Amarilla partió al más allá.

Fueron días donde la historia del fútbol ecuatoriano, se escribió de otra forma, es decir con los que pasaron a la eternidad.

TE RECOMENDAMOS