Exclusivo
Deportes

¡Quico Banguera vuelve a la vecindad!

Desde las 19:30 de este sábado 17 de octubre, el Ídolo recibe al campeón Delfín. Colmán y Loco Álvez regresarían a la ofensiva de Barcelona. 

Imagen BANGUEKIKO
Máximo Banguera, vuelve a la que fue su casa durante 10 años.Adrián Peñaherrera

Máximo Banguera, ahora guardameta de Delfín, regresa al estadio Monumental, su ‘viejo amor’’, pero esta vez para ahogar el grito de gol de su excompañeros e hinchas.

Está será la tercera vez en su vida que lo haga. Y hay malas noticias para los fanáticos amarillos: Banguerita, que es socio del Ídolo y salió del equipo en diciembre de 2019, nunca se ha ido con las manos vacías de la cancha de los canarios.

El arquero del Cetáceo no ha perdido de visitante en el Coloso del Salado. Así como lo leyeron, el Cachetón jamás en su vida se ha ido triste.

Máximo nunca ha perdido de visitante en el Monumental.

Banguera de ‘visitante’ ha tenido dos presentaciones en ese estadio. La primera vez fue el 23 de octubre de 2005, con el buzo de Espoli. Tenía entonces 18 años y eran sus primeros partidos con los policías, que ganaron 1-0 con anotación de Gustavo Nápoles. Y en el arco amarillo estaba nada menos que José Francisco Cevallos. Máximo ni soñaba con llegar al Ídolo.

EiTyzA3X0AEI4Q8
Banguera se unió al Delfín para jugar LigaPro y Copa Libertadores.Cortesía

La segunda ocasión fue el 5 de junio de 2008, cuando Espoli volvió a ganar en Guayaquil, esta vez 3-1 y con un Banguera que se fue silenciando a la hinchada amarilla, que le gritaba de todo.

Hubo otras cosas que lamentar en ese partido para los canarios, pues se lesionó Marcos Mondaini, quien fue llevado a una clínica, y el autor del único gol del Ídolo, Rolando Zárate, cayó mal y también se ‘abolló’.

Ese día Banguera veía de reojo cómo los de la Sur Oscura le decían hasta de qué mal se iba a morir. En el arco amarillo estaba el argentino Gastón ‘Gato’ Sessa.

EL SOCIO QUE SE FUE

Banguera estuvo en Barcelona durante 10 años, logrando dos campeonatos nacionales (2012 y 2006).

El golero salió en diciembre de 2019, en una ‘jugada’ que sorprendió a toda la fanaticada torera. Máximo, quien además es socio del club, después de un cruce de palabras con el presidente Carlos Alfaro Moreno se fue a El Nacional.

Se decía que el Cachetón había participado en la campaña a favor de Pancho Cevallos.

Lo real es que se fue con los puros criollos, con los que no tuvo minutos, lo que al final le sirvió para llegar al campeón, Delfín de Manta. Lleva tres partidos con su nuevo club: uno por Copa Libertadores y dos por LigaPro.

Su última vez en el arco del Ídolo fue el 18 de noviembre de 2019 frente a Aucas, en Guayaquil, y sacó en cero su arco (0-0 fue el resultado final).

GANAR Y DESPUÉS PENSAR EN LA LIBERTADORES

Barcelona viene de ganar en Ambato ante Técnico Universitario 2-0 en el estadio Bellavista. Los dirigidos por Fabián Bustos tienen la obligación de mantener una racha ganadora. Reciben ahora al campeón, Delfín, que empató 2-2 contra Aucas.

Los dos equipos después del partido cambiarán de chip. Los manabitas emprenderán viaje hasta Asunción para jugar ante Olimpia el martes 20 de octubre, por el grupo G. Tienen que ganar para seguir con opciones en Copa Libertadores o Copa Sudamericana.

Mientras que Barcelona el miércoles 21 jugará ante Independiente del Valle para cerrar la fase de grupo A.

TE RECOMENDAMOS