Renato Paiva con Independiente está en modo ¡Ay, rico... rico... rico!
Suscríbete

Exclusivo
Deportes

Renato Paiva con Independiente está en modo ¡Ay, rico... rico... rico!

Los del Valle se quedaron con la punta del torneo en la sexta fecha de LigaPro

E90IzekXEAMcC01
El entrenador portugués, Renato Paiva, va bien con su Independiente del Valle.Cortesía

El portugués Renato Paiva, entrenador de Independiente del Valle, está en modo ‘insoportable’, porque ni él se aguanta de la felicidad. Su equipo es el dueño de la punta y de remate tumbó a Barcelona, de manera que solo un milagro pondría a los amarillos en la final.

Paiva, a quien le gusta ser muy expresivo, tiene números que son la envidia de la LigaPro. Ha sumado 16 puntos, dos más que Emelec y 7 sobre Barcelona.

El lunes 13 de septiembre, cuando se reanude la Liga Pro y le toque jugar contra Católica por la fecha 7 de la segunda etapa, sumará 65 días sin saber lo que es perder.

IMG_8094

Ismael Rescalvo: “Necesitamos árbitros capacitados"

Leer más

Paiva le mandó un ‘recadito’ a los amarillos. Se la tenía guardada al presidente del Barcelona, Carlos Alfaro Moreno, por todo lo que se vivió antes del encuentro. “Voy a confesarte que esperaba que Barcelona nos presionase más alto, ya que necesitaba ganar este partido. Pensé que Barcelona iba a arriesgar un poco más, pero eso es de mi colega Bustos”, dijo.

Paiva destacó el accionar de sus jugadores: “Por la calidad de ellos, estoy muy orgulloso. Yo creo en el tiempo de trabajo, nosotros necesitábamos de tiempo para trabajar. Sin jugadores de calidad, no hay equipos de calidad ni DT de calidad y no hay victorias”.

Paiva manifestó que el encuentro ante Barcelona les salió “casi” perfecto. “Ellos (Barcelona) tuvieron un respeto por nosotros al igual que nosotros por ellos. Espero que ganen la Copa Libertadores, que sería fantástico para el Ecuador”.

TIN GOL

Al final del cotejo llegó el gol de José ‘Tin’ Ángulo, a quien Paiva le dio un beso. “Fue el último en llegar y es obvio que es el último en entender nuestra forma de juego. Viene de un estilo totalmente diferente al nuestro. Es necesario el tiempo y le he dicho que su desesperación por buscar el gol le quitó claridad en los metros finales. Se estaba poniendo presión innecesaria. Esa presión no lo dejaba ser él mismo”.