Exclusivo
Deportes

Samy Yépez: "El Deportivo Quito es mi único amor"

La presidenta de los chullas pone la casa en orden con el ascenso a la primera categoría como meta. Su pasión por el cuadro azulgrana es de familia

Samantha-Yépez-DeportivoQuito-presidenta
Samantha Yépez lleva ocho meses como presidenta del Deportivo Quito, equipo del que es hincha desde la cuna.GUSTAVO GUAMÁN / EXTRA

El Deportivo Quito inicia este domingo 16 de agosto su camino en la segunda categoría en busca de regresar a la Serie A. Tras superar la barrera del torneo amateur, a la que fue condenado por deudas con jugadores y técnicos que arrastra de años anteriores, los chullas apuntan a recuperar su espacio en fútbol profesional.

Esta misión la lidera Samantha Yépez, quien lleva cerca de ocho meses como presidenta del club capitalino. A sus 25 años, la joven mandataria asumió este reto “junto a varios hinchas que amamos el Deportivo Quito para evitar que el equipo desaparezca”. 

Su primer contacto con la dirigencia se dio hace tres años cuando fue vocal principal, en las siguientes elecciones llegó a la vicepresidencia y tras la salida de Juan Manuel Aguirre, asumió el mandato del conjunto azul y grana.

ElNacional-Independiente-LigaPro

Rechazo a banderazo de hinchas de El Nacional

Leer más

“Mis compañeros del directorio me preguntaban si estaba lista. Hablé con mi familia y acepté este reto. Desde enero me involucré al 100% como presidenta”, detalló.

Su pasión por el Quito es de familia ya que su padre, Wilson Yépez, fue dirigente entre 2006 y 2008, y su hermano Francisco militó en las categorías formativas. Esto se refleja en las más de 60 camisetas del Quito que forman parte de su colección.

Samy también cuenta con el respaldo de los hinchas, a quienes conoce muy bien ya que compartió por varios años en la preferencia del estadio Atahualpa, la localidad característica de los seguidores de la AKD.

También acompañó al equipo a estadios de Argentina, Perú, Venezuela y México en sus participaciones por Copa Libertadores.

Yépez contó que “algunos me dijeron que estaba loca al asumir el cargo. Otros me preguntaron si conocía a lo que me metía. Lo importante es que tengo su apoyo y eso me ayuda en el trabajo”.

Confesó que su corazón no tiene dueño por el momento y que “el Deportivo Quito en su único amor”.

CON IDEAS FRESCAS

Samantha-Yépez-DeportivoQuito-presidenta
La presidenta del Deportivo Quito se respalda en la experiencia de dirigentes como Jorge Iván Mancheno.GUSTAVO GUAMÁN / EXTRA

Samy valora su juventud como una fortaleza al “aportar con nuevas ideas, queriendo cambiar lo que se ha hecho por muchos años” y cree que no es una debilidad “como mucha gente piensa por una falta de experiencia. No estoy sola en la presidencia, tengo el apoyo de mi equipo de trabajo, de mi familia, estoy completa para poder desempeñar el cargo”.

Contó que no ha sentido discriminación por ser mujer en el mundo del fútbol donde la mayoría de actores son hombres y dijo que “pueden haber comentarios malos, pero les pongo una barrera. Las mujeres nos hemos preparado para poder intervenir en cualquier actividad y lo estamos demostrando”.

UN MISIÓN COMPLICADA

La dirigente tiene claro que su tarea no es fácil pero confía en devolverle la gloria deportiva e institucional al Quito. Resalta que poco a poco han logrado poner orden y que para evitar cometer los errores, que provocaron la profunda crisis en el club, cuentan con un control financiero.

“Antes se despilfarraba el dinero, se gastaba en cosas innecesarias. Ya no podemos caer en el juego de tener a futbolistas con sueldos de 80 mil o 90 mil dólares por quedar campeones y que al final dejaron graves consecuencias. Ahora tenemos un orden y control financiero de los ingresos y egresos, no nos excedemos del presupuesto definido”, indicó Yépez y agregó que el déficit que tiene el equipo es de aproximadamente doce millones de dólares.

UNA TAREA CONSTANTE

Samantha y su directorio han logrado llegar a acuerdos con acreedores como el técnico chileno Nelson Acosta y el volante argentino Sebastián Rusculleda, quienes tienen demandas en la FIFA que castigaban con un nuevo descenso al amateurismo.

También hay deudas registradas en la Federación Ecuatoriana de Fútbol, para las que necesitarían unos 15 mil dólares mensuales para cubrir los acuerdos de pago que están negociando, y así poder evitar suspensiones.

La pandemia también golpeó a la finanzas del Quito y provocó que se quede sin la mayoría de auspiciantes y los que permanecen rebajaron el valor que entregaban.

Además, no contarán con el ingreso de taquilla por lo que llevan adelante una campaña en la que buscan que cinco mil hinchas ubiquen su foto en el estadio y así lograr recaudar un total de 100 mil dólares.

ASCENSO EN LA MIRA

Pese a todos estos inconvenientes, Yépez tiene bien trazado el plan para el regreso a la primera categoría.

“Uno de los objetivos es tener una base de jugadores propios y para eso hemos fortalecido nuestras divisiones inferiores y escuelas de fútbol. La mitad del plantel es juvenil, son jugadores de mucha proyección que en el futuro generarán ingresos económicos al club”, destacó.

A estos se sumó la experiencia de Luis Fernando Saritama, quien regresó a su casa, en la que conquistó tres títulos nacionales, y donde se retirará de la actividad profesional.

La presidenta confesó que inician un proceso largo hacia la Serie A, que el primer paso ya lo dieron al poner la casa en orden y aspira en máximo cuatro años tener nuevamente al Deportivo Quito jugando en la primera categoría para alegría de sus hinchas.

TE RECOMENDAMOS