Exclusivo
Deportes

Vanessa Chalá cae ante la ucraniana Anastasiya Turchyn y culmina su participación en Tokio

La judoca ecuatoriana cayó en el tatami de los Juegos de Tokio por ippon.

Vanessa Chalá judo Ecuador Juegos Olímpicos
La imbabureña de 31 años (d) logró la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, antesala de Tokio.Archivo

La judoca ecuatoriana Vanessa Chalá cayó en su encuentro ante la ucraniana Anastasiya Turchyn, por ippon, en los 16avos de final y culmina su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio.

La historia detrás de la participación de la judoca ecuatoriana Vanessa Chalá en estos Juegos Olímpicos puede ser igual o más inspiradora a la de cualquiera de los otro 47 tricolores presentes; sin embargo la suya tiene algo especial: paciencia y perseverancia.

De 31 años de edad, la imbabureña lleva más de 17 vinculada al deporte de sus amores y nunca pudo asistir a una cita máxima, hasta que a fines de marzo lo consiguió. Peleaba en los -78 kilogramos del Grand Prix de Antalya, en Turquía, y por primera vez en este tipo de torneos hizo ondear una bandera de Ecuador al colgarse el oro y firmar el boleto a Tokio. Alegría por partida doble.

Hermana de Carmen Chalá, su mentora y múltiple medallista Panamericana y Suramericana en este deporte, Vanessa nunca perdió la esperanza de clasificar a unos Juegos. "Parte de la fuerza es de ella", precisó sobre la exjudoca, quien logró para Ecuador tres participaciones a Juegos Olímpicos (Sídney 2000, Atenas 2004 y Beijing 2008) y ahora radica en México.

Juntas nunca se dejaron. Carmita suele llamarla antes de cada competencia para indicarle técnicas o darle confianza y fortaleza, tal como Vanessa manifestó el año pasado, luego de ganar el oro Panamericano Sénior en Argentina, otro título que Ecuador no conseguía hace muchos años.

Peloteados carapaz

Programa Peloteados: ¿Podrá Ecuador conseguir otra medalla olímpica en Tokio?

Leer más

La única Chalá activa en el deporte llega a Tokio posesionada en el puesto número 19 del escalafón mundial y 13 de la clasificación directa a los Juegos. Esta última motivo que le abrió la puerta al cupo de Estefanía García, a través de la cuota panamericana. Hoy ni García, ni Lenin Preciado, están tras ser eliminados en sus respectivas categorías, por lo que es la única esperanza.

A Vanessa, los Juegos Olímpicos son la recompensa a las actuaciones que viene llevando incluso desde 2019, cuando fue bronce en los Juegos Panamericanos de Lima. En la disputa por la clasificación llegó a las semifinales ante la vigente subcampeona mundial, la japonesa Shori Amada, quien a la postre acabó alzándose con el oro del Grand Slam de Turquía. Ahora tiene en sus manos cambiar la historia.