Exclusivo
Farándula

Armando Rivas: “Coqueteé con la muerte”

El actor llegó a los 69 años y agradece el seguir con vida, tras un reciente problema de salud que lo puso cara a cara con la ‘huesuda’... 

actor
El actor se siente agradecido con la vida por la nueva oportunidad que se le brindó y no la quiere desaprovechar. GUSTAVO GUAMAN

Si antes el actor Armando Rivas celebraba durante cinco días su cumpleaños, ahora cree que merece hacerlo el doble, en total 10 días, porque si hay algo que desea festejar a lo grande es que está vivo.

El artista quiteño le cuenta a EXTRA que de a poco se está recuperando de un problema de salud que lo mantuvo por algunos días en el hospital, del que salió hace algunas semanas. El pasado 14 de diciembre llegó a los 69 años y confiesa que es indispensable honrar que sigue en el mundo terrenal.

“Se podría decir que coqueteé con la muerte”, confiesa, porque tuvo que ser operado por una hernia inguinal (afección en la que parte del tejido del intestino sobresale hacia los músculos abdominales), “pero al regresar de la anestesia parece que tuve como un vómito y todo eso se fue a los pulmones y terminé en terapia intensiva, con una complicación pulmonar bastante grande”, asiente.

Ahora ya se encuentra en su casa, al lado de su familia, por lo que está agradecido de haber podido salir del susto y tener la posibilidad de compartir con los suyos un cumpleaños más. 

Además de eso, cree que lo positivo del asunto es que obligadamente se tuvo que desprender del tabaco, uno de los vicios que tenía.

Rivas, quien es recordado por famosas series como ‘Pasado y confeso’ o ‘Qué familia’ y películas como ‘Dos papás en Navidad’, además de obras de teatro como ‘Dijiste que para vestir santos me quedaría’, comenta que aunque no es posible hacer grandes reuniones por la pandemia de COVID-19 y porque aún se encuentra un poco delicado, junto a los más cercanos de su familia celebra el hecho de que un ente superior le permitió seguir en la Tierra.

“Creo que el universo, Dios o un ente superior me dio una nueva oportunidad y pienso aprovecharla al máximo”, expresa, pese a que reconoce que a su edad ya hay muchas cosas que se le complicaría hacer. Y si hay algo de lo que no quiere despegarse, es de sus grandes pasiones: el teatro y la música.

“Mis condiciones han cambiado, pero no mi ánimo por hacer lo que me gusta y por seguir adelante”.

Sobre no le tuvo miedo a la muerte tras haber pasado por la emergencia. “No vi ninguna luz, como se dice, pero sí me quedó claro que estuve en la frontera porque el final estaba cerca, lo sentía. Pero algo más fuerte, que creo que es el amor de mi familia y mis ganas de vivir, hicieron que no la pase”.

Su cumpleaños fue la ocasión perfecta para agradecer que sigue aquí y que aún tiene mucho que dar.

Junto a los suyos armó una pequeña velada y “solo me queda ser feliz, pero sin miedo a lo que venga, solo vivir con intensidad cada minuto de mi existencia”, finaliza el actor. 

TE RECOMENDAMOS