David Benítez, el músico que ‘pule’ reos
Suscríbete

Exclusivo
Farándula

David Benítez, el músico que ‘pule’ reos

El cantante David Benítez trabaja como voluntario en la cárcel. Hace poco lanzó su carrera como solista y ha tenido buena acogida.

db
David Benítez lanza su carrera en solitario. Ha tenido una buena respuesta. Su estilo es un distintivo.Cortesía

Dos veces por semana, el cantante David Benítez, exvocalista de la orquesta Don Medardo y sus Players, se adentra en la cárcel de El Inca, en el norte de Quito, para llevar clases de música a las personas privadas de libertad.

Él va apenas un mes como maestro voluntario y ya ha descubierto un par de “diamantes en bruto” que planea pulir y convertir en artistas.

Su paso por esa prisión es su manera de retribuir lo mucho que la vida le ha dado en cuanto a su carrera se refiere. Esto sobre todo ahora que se abre camino como solista.

Su tema ‘Sin fronteras’, una fuerte crítica a la realidad que vive el país y el mundo entero, ha recibido una buena acogida. En menos de una semana la melodía alcanza cerca de cuatro mil reproducciones en YouTube.

Al ritmo de un son cubano, David plasma una canción, cuyo video fue grabado en el expenal García Moreno, en el centro de la ciudad. El músico debió recorrer cada una de las celdas, patios y terrazas hasta encontrar las locaciones adecuadas para rodar el corto. “En realidad no sentí nada extraño como eso de que te soplan o se cierran las puertas como cuenta la gente... para mí es un edificio histórico, pero nada hubo de paranormal. Creo que también depende del temple con el que una persona llega”, dice.

Un tema en el que Benítez hace énfasis es en la participación del cómico Carlos Michelena en el video. Aparece en una silla de ruedas, imitando a un político que termina tras las rejas. “El legado del actor es muy importante para el país y por eso le hago una mención especial en los agradecimientos”, añade.

db2
Además de ser voluntario en la cárcel, grabó un video en el expenal García Moreno.Cortesía

Crecer como artista

Aunque muchos aún identifican a David como el vocalista de la orquesta Don Medardo, en septiembre de 2020, él y otros integrantes dejaron la banda. “Mi único motivo fue trascender, abrirme camino por separado”, explica.

Según el músico nunca entendió bien los problemas que llevaron a la orquesta a dividirse en dos. “Siempre trabajé con la de Mauricio Luzuriaga. Estuve un tiempo, luego me fui a estudiar y regresé. En total fueron ocho años”, menciona.

Hoy, además de su carrera en solitario, el cantante -que tiene formación académica en música- es parte de un proyecto alterno: La Sagrada Familia, grupo que toca salsa, boleros y cumbia.

Reconocimiento

Un nombre que suena con fuerza

Mantener su nombre real como nombre artístico en su carrera independiente no fue una decisión difícil. “Era necesario para recordar de dónde vengo y a dónde voy”, precisa.

Su particular peinado también es algo que mantiene. Pese a que es un estilo rastaman, desde que estaba en la orquesta de Don Medardo todos lo identifican como un cantante de música tropical.

Ese género movidito que tanto le gusta también está presente en su nuevo material.

Ritmos pegajosos

‘Sin fronteras’ es el primer sencillo de un disco que contiene cuatro canciones y que serán lanzadas hasta diciembre de este año. Se trata de melodías al ritmo del son cubano y la cumbia.