Exclusivo
Farándula

Locutor Jorge Víctor Bravo cuenta el problema de salud que lo aqueja

El conductor de Zaracay podría volver a su programa en noviembre, tras terminar el tratamiento al que se sometió y que lo alejó de los micrófonos. 

jorge2
Jorge tiene 62 años de vida, 48 de los cuales los ha dedicado a la locuciónCortesía

Han pasado cuatro meses desde que se escuchó por última vez al locutor Jorge Víctor Bravo, conductor del programa ‘El Zindicato’ de Radio Zaracay, al aire. Esto porque un problema de salud aqueja su visión y no le ha permitido trabajar.

Los médicos le recomendaron que era mejor que no estuviera cerca de la pantalla del computador. Sin sus ojos al ciento por ciento no podía manejar las consolas y demás equipos de la cabina. 

Sin embargo, en noviembre próximo podría retomar sus actividades una vez que se recupere del último tratamiento que le realizaron esta semana, contó a EXTRA el conductor. 

“He tratado de mantener con cautela lo que me está pasando porque no me gustan los sentimientos de pena o lástima, eso no va conmigo”, dijo Bravo, ya que no fue hasta esta semana que decidió contar lo que le pasaba.

Muchos de sus radioescuchas pensaron que se fue del programa sin despedirse y otros creyeron que había sido desvinculado de la radio. Incluso, en medio del trajín por su enfermedad recibió propuestas de otras estaciones para unirse a sus elencos. “Pensaban que me fui por gusto propio y me ha tocado desmentirlos, pero lo agradezco porque eso significa que aún me consideran como un talento”, agregó. 

A inicios de este mes, el milagreño cumplió 48 años de trayectoria y cree que aún tiene mucho que dar en el entretenimiento. “Esto no solo es mi trabajo, sino mi pasión y la verdad es que sí extraño mucho a mis radioescuchas”, dijo.

Historia

Su vinculación con los medios de comunicación se dio cuando era un niño. Tenía 11 años y en su ciudad natal decidió participar como artista aficionado en un concurso de canto llamado ‘Estrella o estréllese’. “Allí conocí por primera vez un estudio de radio y todo me pareció magia”, recordó. 

Desde entonces se decidió por seguir el camino de la locución y rememoró que solía tener un cuaderno en el que escribía las frases que los locutores decían y repasaba en casa. Incluso solía acompañar a uno de sus parientes que trabajaba en el medio radial “y me pasaba horas ahí, tomando notas y así me fui autoeducando”, comentó. 

A los 14 años le llegó la oportunidad de hacer su primer programa y desde entonces no se ha despegado de los micrófonos. En la capital ha estado en algunas radios como Francisco Stereo, La Rumbera y La Otra. 

El Dato

El comunicador está agradecido con los directivos de Zaracay por haberle permitido ausentarse por tanto tiempo del programa.

TE RECOMENDAMOS