Exclusivo
Farándula

Fausto Miño cree que hay que hacer música por amor y no por dinero

Para el artista lo más importante en su carrera es ayudar a la gente. En 2013 le pidió ayuda a Dios porque no se sentía cómodo con lo que hacía.

fausto1
El cantante lleva 23 años en la música, 13 de los cuales han sido de forma profesional.Tomada de Facebook

Agarrar la carretera y salir a diferentes partes del país, pararse en las gasolineras, probar nuevas comidas y hacer amigos en cada ciudad o pueblo, eso es lo que más extraña el cantante Fausto Miño. Esto a falta de espectáculos por la pandemia del coronavirus. 

El artista contó a EXTRA que durante este tiempo ha valorado esas pequeñas cosas que para él son mucho más importantes que el dinero. En 13 años de carrera profesional jamás le ha ocurrido que no le paguen por un espectáculo. 

Incluso, ha llegado a la conclusión de que la plata no debería ser lo más importante para un músico y que no tendrían que dedicarse al arte solo para facturar, “porque eso va corrompiendo la obra”.

Confesó que eso es “un poco triste, porque a todos nos gustaría vivir de nuestro talento y punto, pero creo que uno debe lograr otras fuentes de ingreso para hacer arte solo por amor”. 

RELACIONADAS

Por eso durante este 2020 se ha dedicado más a su emprendimiento, una línea de cosméticos llamada Natú que la lanzó con su actual esposa, Carmen Borja. “De esta forma creo que no estoy dependiendo de pegar un hit o hacer un reguetón solo para que me contraten”, aseguró.

En su caso personal, mencionó que hace música porque le agrada y porque cuando tenía unos 24 años (actualmente tiene 40) se dio cuenta que “las canciones ayudan a la gente, no son solo para que me admiren, sino para que la gente se sienta bien… Las canciones también son medicina” y ese es su propósito. Por eso no se enoja cuando un fanático intenta estar cerca de él o buscar compartir con él tras bambalinas.

Sin embargo, en su momento estuvo a punto de perder su norte por todo lo que acontece en el mundo del espectáculo. “El gran enemigo de mi esencia fue el perder el propósito del porqué estoy cantando”, aseguró. Esa sensación la vivió entre 2011 y 2013 cuando ya no se sentía cómodo con lo que hacía, no disfrutaba sus shows y la respuesta de su público tampoco era la mejor a lo que estaba haciendo. 

“En octubre de 2013 pedí ayuda al ser Supremo. Me puse a orar y dije ‘ayúdame porque algo me falta y no sé ni qué es’”, reconoció. A raíz de esa plegaria las cosas comenzaron a cambiar, pues a los pocos meses apareció su actual esposa, a la que no ve como una salvadora, pero sí como una persona que le ayudó a volver a su centro. 

Mencionó que desde entonces cambió su perspectiva y sus espectáculos dejaron de ser mero entretenimiento, sino que intentó convertirlos en herramientas de cambio “y eso me fue aliviando porque sentía que volvía a ayudar a la gente”. 

Canción no comercial

Hace pocos días, Fausto lanzó una canción llamada ‘Logramos volar’, que no es un tema comercial porque no lo promociona en radios, sino que cree es un homenaje a las personas que se han unido a su equipo de emprendimiento.

Sin embargo, tiene guardados tres temas listos que espera estrenar en 2021, para que su público vuelva a disfrutar de su talento.

“Durante la pandemia había tanta tristeza que la gente se refugió en los artistas y los artistas en la gente”Fausto Miño
TE RECOMENDAMOS