Farándula

Mauricio Altamirano: "Nunca insulté a todo el Ecuador"

El expresentador dice haber recibido todo tipo de amenazas tras la polémica grabación.

Altamirano
El Cuy pidió disculpas tras un video que compartió.Cortesía

"Nunca insulté a todo el Ecuador", así dice Mauricio Altamirano a EXTRA, tras hacer pública sus disculpas por el video viralizado en redes, donde lanza insultos y "palabrotas".

"El video fue editado y manipulado. Es cierto que digo palabras fuertes que salieron al calor del coraje que sentía en ese momento, pero nunca agredí a todo el país", explica el ‘Cuy’.

El expresentador comenta que tiene testigos de personas que vieron el video completo y que él no generalizó, como se pretendió hacer creer en el video viralizado.

Altamirano, tras la polémica, mostró amigos que daban fe de que en la grabación solo había fragmentos editados, dando a entender que sus agravios eran para todos.

"Para los que no vieron la grabación completa, van mis disculpas", explica el ‘Cuy’.

En defensa de ‘La Cerecita’

En el video donde aparece el ‘Cuy’ tratando de borregos de 'caca' (por decirlo bonito) y en el que manda a la "casa de la.." a los ecuatorianos "brutos", lo hizo para defender a su excompañero de canal y amigo personal, Miguel Cedeño, ‘La Cerecita’.

A Cedeño se lo salpicó con supuestos actos de corrupción de los que se acusa a Daniel Salcedo, luego de que su hermano, Andrés Cedeño, apareciera con un carnet de discapacidad y saliera a la luz una presunta importación de un auto de alta gama.

Andrés aparece en fotos y videos con Salcedo en los viajes con otros chicos reality.

"Se quiere salpicar a la Cerecita, diciendo que la casa que se compró es con dinero de la corrupción. Miguel es inocente y las acusaciones son infundadas. Si su hermano es culpable, que vaya preso", enfatiza a EXTRA.

Amenazado

Mauricio dijo además que, tras el video viralizado, habría recibido toda clase de amenazas, incluso hasta de muerte, y mostró supuestos chats donde muestra la imagen de un arma con frases intimidatorias.

"Las personas piensan que como personaje público me pueden ofender, incluso hay mujeres que agreden y sienten que debo quedarme callado. No siempre pondré la otra mejilla ante una provocación", finalizó el ‘Cuy’.