Dieron con su familiar desaparecido hace 26 días gracias a sus tatuajes
Suscríbete

Exclusivo
Judicial

Dieron con su familiar desaparecido hace 26 días gracias a sus tatuajes

El fallecido fue sobrino del desaparecido cantante Roberto Calero. Sus familiares acudieron a la morgue al ver que un cuerpo de similares características fue hallado en una zona cercana.

TATUAJES
Familiares de Aldo Piedrahita quisieron mostrar su cariño cargando el féretro. Eran hombres y mujeres los que rogaban por llevarlo hasta el cementerio.Daniel Vite

Para los familiares y amigos de Aldo Piedrahita Yu-on, reportado como fallecido durante la mañana del viernes 13, los 15 minutos que les tomó la caminata al cementerio de Quevedo fueron los más dolorosos

Durante la tarde del sábado, su esposa, mientras miraba al cielo, le rogaba a Dios resignación y fuerza para criar sola a sus dos hijas. Su padre, por otro lado, pedía justicia. Mientras que los demás allegados, hombres y mujeres, rogaban por cargar el féretro en el que transportaban el cuerpo.

La familia veló el cuerpo solo un día porque “demoraron en reconocerlo”. La tardanza se debió a que el cadáver de Aldo, maniatado de sus extremidades superiores e inferiores y con varios impactos de bala en el cráneo, fue hallado, después de 26 días de su desaparición, en un paso lateral de una carretera del cantón El Empalme, sin documentación que permitiera identificarlo.

Sin embargo, luego de la publicación de Diario EXTRA en la que se hacía referencia a un fallecido con varios tatuajes, Edison Piedrahíta, padre de Aldo, aseguró que acudieron a la morgue de Quevedo para identificarlo

TATUAJES HALLADO
El cuerpo fue hallado con la cabeza cubierta por una camiseta y maniatado.CORTESÍA

La despedida 

Piedrahita fue despedido en medio de las rancheras que solía escuchar. Pero, el momento más nostálgico fue cuando entonaron una de Roberto Calero, quien fue su tío, en forma de homenaje póstumo para el asesinado: las notas musicales de ‘Carta al Cielo’ hicieron llorar a todos los acompañantes de la caravana.

Quieren justicia

Edison Piedrahíta, padre de Aldo, dijo que espera que la justicia divina y terrenal se encarguen de esclarecer la muerte de su hijo. 

Ellos presumen que el hombre, de 35 años, habría sido secuestrado y luego torturado. El progenitor recordó que su hijo salió en su auto, un Kía del 2022, hasta la ciudad de Quevedo y no apareció más. No obstante, no tienen conocimiento si es que el móvil de su probable secuestro habría sido extorsivo ya que “nunca recibieron una llamada para pedir dinero”. 

El cuerpo del fallecido fue encontrado a 40 minutos de donde residía, en la parroquia San Carlos (Los Ríos)

Según cámaras de vigilancia, Aldo habría estado con un pana en un sector cercano a la parroquia 7 de Octubre, en Quevedo, al momento en el que sujetos desconocidos, a bordo de una camioneta, interceptaron su carro y lo bajaron para llevárselo. 

Fuentes policiales revelaron que un testigo del hecho confirmó el delito porque contó que el ahora fallecido dejó botado el teléfono y la billetera

Ahora la Policía investiga las motivaciones de la muerte para verificar o descartar si es que se trataría de algún problema que exista entre bandas delictivas o el robo y secuestro del afectado.