Escalofriante confesión de hombre que apuñaló 11 veces a su pareja en Guayaquil: "Me pidieron que te matara"
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

Escalofriante confesión de hombre que apuñaló 11 veces a su pareja en Guayaquil: "Me pidieron que te matara"

El sospechoso antes de ser detenido, la llamó por teléfono y le advirtió que regresaría a cobrar venganza. La atacó delante de su hijo de 6 años.

La joven presenta cortes en la espalda, brazos y cuello. Le suturaron los cortes. El presunto agresor fue detenido en la terminal de Pascuales.
La joven presenta cortes en la espalda, brazos y cuello. Le suturaron los cortes. El presunto agresor fue detenido en la terminal de Pascuales.Cortesía

“A mí me mandaron a hacer una misión. La banda me dice que yo tengo que matar a alguien de mi familia, yo no sé con quién tendrás problemas o qué habrás hecho o a quién habrás traicionado. Me pidieron que te matara a ti, a cambio me están pagando” ...

Así inició el diálogo por teléfono que el pasado lunes Álexander Lenin Colón Cobos mantuvo con su exconviviente, Evelyn. Dos horas antes, él la habría atacado con un cuchillo, recibió puñaladas en la espalda, brazos y cuello, en total 11.

La agresión se suscitó a las 07:50, en la casa donde habitaba Álexander Lenin, en la cooperativa El Madrigal, en el sector de la Martha de Roldós, al norte de Guayaquil.

El hijo de la pareja, de 6 años, presenció el atentado en contra de su madre. Los gritos aterradores del menor de edad y los de Evelyn alertaron al vecindario.

Tras pedir auxilio, la joven, de 25 años, nacida en la provincia de Carchi, pero radicada en Guayaquil desde hace una década, se subió en un taxi que la trasladó hasta una casa de salud.

Su atacante huyó, dejando abandonado en el exterior de su domicilio, entre las piedras, el arma cortopunzante con la que luego de su detención, en la terminal de Pascuales, confesó haber atacado a la madre de su niño.

Él reconoció haber cometido el hecho. Lamentablemente, el niño fue testigo de toda la escena de terror, tendrá que recibir terapia psicológica”.Wilson Álvarez, Fiscal

El fiscal Wilson Álvarez, de la Unidad de Flagrancia de Violencia de Género de la Fiscalía del Guayas, reveló que a la carchense le estaban suturando las heridas cuando su pareja la llamó al celular. “Este hombre le dijo que le pagaron para que la mate, que si algo le pasaba al niño, él regresaría a cobrar venganza”, afirmó el funcionario.

EXTRA tuvo acceso al video de la conversación de la pareja. En este, el sospechoso, de 30 años, le advierte: “Recuerda que si te hubiera querido matar lo hubiera hecho y con el arma (pistola con la que antes de herirla la apuntó en la espalda), pero no lo hice, ahora me andan buscando para matarme. No me importa si me matan, solo cuida al bebé. Donde me entero de que le han hecho algo, yo regreso por ellos”.

En la llamada, que tuvo dos minutos de duración, también le dice que conoce el lugar donde se encuentra y que es consciente que por la agresión su hijo lo odiará.

“Sé que estás en el dispensario, porque desde aquí te están viendo. Cuida al bebé, sé que él me va a odiar. De aquí a mañana verás en las noticias que me han matado, porque de que me van a matar, me van a matar”, asevera el presunto agresor.

La carchense y su presunto agresor tienen un año separados.

En 30 días se decidirá situación legal

El fiscal Álvarez indicó que, de acuerdo a la versión de la afectada, ella llegó al departamento del padre de su niño con engaños, ya que él le pidió que hable con la dueña del inmueble para que le extienda el contrato de arrendamiento.

“Él le insistió. Al principio ella se negó, cuando llegó, la apunta con un arma de fuego. Luego le cayó a puñaladas delante del niño. Lo cogieron cuando pretendía tomar un bus para darse a la fuga”, detalló.

A Colón Cobos se le formularon cargos por tentativa de femicidio, cuya pena, de acuerdo al artículo 141, en concordancia con el artículo 39 del Código Orgánico Integral Penal, podría ser de hasta 18 años, en caso de ser hallado culpable.

La afectada llegó a la casa de su expareja porque debía llevar a su hijo a una cita médica.

“En la próxima audiencia, a través del procedimiento ordinario, de 30 días, se resolverá su situación judicial. Él en su versión reconoció que cometió el hecho y que había consumido droga. Además, dijo que estaba furioso porque habían acordado restablecer la relación y que le indignó ver a su expareja llegar con otro sujeto en una motocicleta”, informó el funcionario del Ministerio Público.