Del placer al terror en un chongo de Guayaquil

Exclusivo
Judicial

Del placer al terror en un chongo de Guayaquil

Un criminal disparó a un guardia y luego se fue en contra de otro aparente trabajador. Todo quedó grabado, en diferentes ángulos.

5 A
El hecho violento quedó grabado desde diferentes ángulos.Adrián Peñaherrera

Era la noche miércoles 11 de mayo de 2022. Se jugaba el Clásico del Astillero y, para este cotejo, había espectadores en todos lados, incluso en los chongos. Y fue justo en uno de estos clubes nocturnos que, antes de que culminara el primer tiempo, se registró un ataque violento que cobró la vida de dos personas.

Ocurrió en Paraíso de la Flor, junto a la vía Perimetral, en el noroeste de Guayaquil, y todo quedó grabado en el sistema de vigilancia del lugar, desde diferentes ángulos.

En las imágenes se observa desde que el criminal llegó hasta que culminó su recorrido y escapó tras abatir, a distancia, a una de las víctimas.

canal

Guayaquil: Hallaron dos cadáveres en el 'canal de la muerte'

Leer más

El individuo, de acuerdo a los vídeos, actuó solo. Llegó caminando y al estar de frente al guardia de seguridad empezó a disparar. Él fue su primera víctima mortal, pues aunque no murió en el sitio, luego pereció en el hospital de Monte Sinaí.

El celador era Héctor William Suárez Lara, de 32 años. Según las grabaciones, tras ser baleado, él corrió hacia el interior y, al parecer, alertó a los demás empleados, asistentes y trabajadoras sexuales que, hasta ese instante, estaban en aparente calma.

Es lo que también se nota en los registros videográficos, pues en estos se puede ver a un hombre conversando con una sexoservidora, mientras que otros están concentrados en el partido de fútbol o tomando cervezas.

patrque

Guayaquil: un hombre de 23 años fue asesinado en un parque del Guasmo

Leer más

Ellos, al escuchar los gritos y disparos, empezaron a correr, pues el criminal ingresó disparando. Por eso, la mayoría buscó la forma de entrar a una de las habitaciones o de cubrirse con las paredes.

Quien no encontró refugio fue Marco César Varela Sánchez, de 41 años, quien habría sido otro empleado, porque estaba en la recepción cuando el primer herido ingresó apresurado para avisar lo que ocurría.

Es por eso que, para intentar salvar su vida, Varela Sánchez saltó un pequeño mesón y empezó a correr, pero el asesino lo puso en su mira y le disparó mientras se dirigía en búsqueda de un refugio.

En un vídeo se ve que el ‘gatillero’, de pie en un solo lugar, descargó algunos disparos en contra de Marco César, quien falleció en el sitio del suceso. Luego de acabar con él, el asesino escapó.