En Quinindé: Bebieron, discutieron, luego la estranguló y apuñaló
Suscríbete

Exclusivo
Crónica roja

En Quinindé: Bebieron, discutieron, luego la estranguló y apuñaló

Al parecer, el albañil para no aburrirse en el ‘camello’ contrató a una sexoservidora, quien terminó muerta en el inmueble en el que trabajaba.

crimen
Los habitantes de la zona dieron aviso a las autoridades, quienes llegaron antes de que Daniel desapareciera el cadáver.Cortesía

Mónica Jaritza Cortez Quiñónez, de 17 años de edad, estaba embarazada y se prostituía en el sector denominado La 18, en el cantón Quinindé, centro de la provincia de Esmeraldas.

Pero la madrugada del domingo 19 de junio fue asesinada presuntamente por Daniel T. (40 años), quien había contratado sus servicios sexuales.

El crimen ocurrió en un departamento ubicado en el barrio Buenos Horizontes, que se encontraba en remodelación. Los dueños del inmueble le habían encargado a Daniel algunos trabajos de albañilería y le habían permitido que pernoctara allí hasta que termine el ‘camello’. Pero el hombre quiso ‘matar’ el aburrimiento y contactó a la mujer para pasar un buen rato.

De un momento a otro, la pareja discutió. Según vecinos, los gritos iniciaron a las 05:00 y se prolongaron hasta las 06:00. “Nos despertaron, escuchamos a una mujer que gritaba desesperadamente”, sostuvo un morador.

Según el teniente coronel Luis Reyes Zapata, jefe del Distrito de Policía de Quinindé, “la pareja se encontraba ingiriendo alcohol y hubo una riña interna”.

crimen
En este predio se habría cometido el asesinato de la sexoservidora.Luis Cheme / EXTRA

El sujeto primero estranguló a su víctima con una soga y luego la apuñaló con un trozo de vidrio.

El reporte indica que se halló en la escena del crimen varias fibras capilares, 2 paquetes de preservativos usados, fragmentos de botella de vidrio, un celular y una soga. En el sitio solo había un colchón, donde dormía el sospechoso.

En las manos y ropa del detenido se detectaron manchas de sangre. La Policía llegó en el momento en el que el albañil se disponía a deshacerse del cuerpo de la menor de edad.

Hasta el mediodía del pasado lunes el cadáver no había llegado al barrio Qué Chucha, donde vivía la víctima junto a su familia

La tarde del 20 de junio se tenía prevista la audiencia de formulación de cargos en la Fiscalía de Quinindé.