Editorial: Efectos del “Viernes Negro”

Exclusivo
Opinión

Editorial: Efectos del “Viernes Negro”

Los graves incidentes ocurridos el pasado mes durante la movilización en rechazo al decreto 883 que suprimía los subsidios a los combustibles y que, por efecto de la acción de grupos vandálicos, provocaron el terrorismo en casi todas las ciudades del país, en especial la capital de la República, causando millonarias pérdidas no solo al Estado, sino también a la empresa privada, calculándose que fueron de cientos de millones de dólares.

Se ha aprovechado la iniciativa surgida en un país súper capitalista como los Estados Unidos, donde se instituyó el Black Friday (“Viernes Negro”) con las rebajas que se aplican a la mercadería que se vende en dicho día, pasado mañana nada menos.

Pero como los recientes problemas para el comercio nacional han sido duros, esta modalidad se viene aplicando ya a lo largo de esta semana.

Se trata, pues, de una suerte de bálsamo tanto para los comerciantes como para los clientes, acudiendo estos últimos en apreciable cantidad a los almacenes y supermercados para aprovechar las atractivas ofertas.

Y es que, además del descuento, se ofrecen plazos a los compradores para poder pagar en el próximo año.