Columnas: El “affaire” Sofía Espín

Exclusivo
Opinión

Columnas: El “affaire” Sofía Espín

La Asamblea Nacional es escenario de espectáculos deprimentes, ridículos, vergonzosos.

La Asamblea Nacional es escenario de espectáculos deprimentes, ridículos, vergonzosos. Todos los días se conoce un nuevo escándalo que tapa el del día anterior. Y es como que nada pasara... Por ahora nos vamos a referir al “caso Sofía Espín”. Todo el país sabe cuál es este caso. Esta legisladora no niega haber ido a la cárcel a hacer una “visita humanitaria” a la testigo protegida Diana Falcón.

El hombre de a pie se hace la siguiente pregunta lógica; ¿qué clase de acto humanitario podía hacer esta legisladora si ella no es miembro de organización alguna nacional o internacional encargada de hacer “actos humanitarios?”. ¿Cómo es posible, dice Juan Pueblo, que la vaya a visitar en los precisos momentos en los que Falcón debía rendir su versión dentro de la causa como sindicada por haber participado en el secuestro a Fernando Balda y en el que está como procesado Rafael Correa?...

Todas las explicaciones que Sofía Espín dé sobre este caso son ridículas. Ella fue a visitar a Diana Falcón en su calidad de legisladora, según lo ha expresado.

Esta explicación basta para que se inicie en su contra la acción penal correspondiente con sujeción a lo que se ordena en el artículo 128 inciso segundo de la Constitución sin pedir autorización a la Asamblea porque ella actuó a título personal y no en relación con las funciones que desempeña como legisladora. Así se debería actuar en lugar de buscarle cinco patas al gato para que todo quede en bulla y nada más... (BLC)