Exclusivo
Opinión

Editorial: Corrupción indignante

Que ahora estemos sufriendo repulsivas épocas de corrupción, no solo en las esferas burocráticas sino en casi todos los ámbitos del acontecer nacional, no es ningún secreto. Ese tan criticado concepto de “haz dinero; si puedes, honradamente, pero haz dinero...” no es nuevo en los tiempos actuales.

En estos días es indignante la presencia de ciertos personajes que son ‘admirados’ por allegados suyos porque andan en lujosos vehículos o poseen grandes y costosas viviendas en Miami y otras ciudades norteamericanas, además de envidiables casas que tienen en el país.

Amigos y allegados suyos admiran su ‘exitosa’ carrera profesional y hasta los ubican como ejemplo para lograr un cómodo ritmo de vida. Pero no analizan que esos “admirados personajes” importaron sus lindos carros haciéndose pasar por discapacitados, porque son unos “vivísimos” que aprovechan las ventajas que brindan nuestras leyes en determinados casos.

Es decir, se las ingenian para eludir el pago de determinados impuestos, valiéndose de artimañas; además de que, si un funcionario público lo ‘pesca’, no tiene el menor reparo en buscar ‘taparle la boca’ ofreciéndole atractivas coimas que funcionan, en la mayoría de veces. Algunas de esas inmoralidades han sido puestas en evidencia en días recientes, como es de dominio público. La ciudadanía espera que dichas pillerías tengan el más rápido y merecido castigo que se merecen.

TE RECOMENDAMOS