Exclusivo
Opinión

Editorial: Domingo 7 para los políticos

Muchos este día esperan que pase lo más desapercibido posible, y no se les ocurra tampoco realizar algo importante ese día.

No se sabe por qué ni desde cuándo, pero millares de personas, especialmente en los países de Occidente, mantienen viejas tradiciones que no se sabe cuándo empezaron, ni la razón de las mismas. Con mucha frecuencia –de generación en generación- podría resultar de mal agüero que, en un martes 13, atravesemos por debajo de una escalera mientras caminamos por la calle, que se nos cruce un gato negro o realizar ese día algo muy importante en nuestras vidas.

En muchos países eso ya suena ridículo, pero, de todas maneras, escuchan criterios ajenos, y aunque se consideren escépticos, prefieren respetar eso de “en martes 13, ni te cases ni te embarques” y prefieren que la boda se realice en cualquier otro día.

Algo parecido ocurre con el domingo 7 que, para muchos, prefieren que pase lo más desapercibido posible, y no se les ocurra tampoco realizar algo importante ese día.

Parece que al prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales, y al expresidente Abdalá Bucaram les llegó su domingo 7 con anticipación, pues pasaron verdaderos malos ratos esta semana. Y así, tanto Morales como Bucaram, tienen que afrontar ahora graves acusaciones y se desconoce aún en qué terminará todo. En todo caso, la imagen de ambos personajes políticos ha quedado seriamente afectada a nivel nacional, por más excusas que pretendan presentar.

TE RECOMENDAMOS