Editorial: Continúa la ola de crímenes de sicarios

Exclusivo
Opinión

Editorial: Continúa la ola de crímenes de sicarios

Hace pocos años tanto la ciudad de Guayaquil cuanto el conjunto del Ecuador no conocía mayormente actos de violencia y crímenes.

Hace pocos años tanto la ciudad de Guayaquil cuanto el conjunto del Ecuador no conocía mayormente actos de violencia y crímenes que, a la luz pública, en los últimos tiempos continuamente realizan un tipo de asesinos a sueldos que cometen los sicarios por paga. Este accionar de ejecución por encargo va creciendo cada día y se muestra últimamente con más audacia y temeridad.

Estos hechos llaman el interés de la ciudadanía. La sociedad se preocupa por la frecuencia de estos asesinatos pagados.

Diversas personas están cayendo por esta violencia. Hay una gama de víctimas: empresarios, amantes, hombres, mujeres y hasta adolescentes. Incluso extranjeros han caído víctimas de estos asesinos y que, con audacia y amparados en la oscuridad, cometen en variados lugares. Sin embargo, destacamos una particularidad de estos hechos de violencia que realizan los sicarios en los últimos tiempos. Son continuas las noticias de ejecuciones que en diferentes barrios, ciudadelas, cantones y parroquias del país llevan adelante los asesinos a sueldo contra conocidos delincuentes y expresidiarios.

En las últimas semanas han perecido algunos de ellos: en el fondo parece existir una guerra entre pandillas y grupos delincuenciales por el control de determinados espacios para la venta de drogas.

Las autoridades deben estar atentas a esta situación para descubrir si realmente estamos ante un enfrentamiento de pandillas y asesinos.