Exclusivo
Opinión

Editorial: Las cámaras detectoras

Pese a que la pandemia sigue causando en la población mundial y nacional un alto número de contagiados y fallecidos, que en unas ciudades se dan más que en otras, y que las cifras de los ingresados diariamente en las clínicas y hospitales no descienden, un buen número de personas desatienden estas alarmas y no cumplen con las restricciones que se han dado por la emergencia sanitaria.

Ante esta situación, la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil se está tomando el trabajo de detectar a tales irresponsables sujetos que atentan contra su salud y la de sus semejantes, y ha instalado en cien puntos de la ciudad cámaras para que queden registradas las imágenes y las voces de los infractores, lo que permitirá a los agentes del orden disolver las aglomeraciones y, de ser necesario, enviar a prisión a quienes incumplan las reglas emitidas por las autoridades.

La Policía Nacional ha sido aleccionada para reprimir a tales irresponsables que suelen reunirse, incluso sin utilizar las indispensables mascarillas en lugares públicos y también privados, muchas veces para organizar fiestas con consumo de bebidas alcohólicas.

Se ha anunciado, además, que después de unos días se instalarán cien cámaras más para que esta cobertura de protección social permita controlar y reprimir a los que incumplen las necesarias normas y restricciones conocidas por todos. Ojalá que esta campaña con equipos electrónicos cumpla su cometido.

TE RECOMENDAMOS