Exclusivo
Opinión

Editorial: Contaminación en Galápagos

Pese a que los capitanes de la enorme flota pesquera de bandera china, luego de más de un mes de su peligrosa presencia en aguas del Pacífico, cercana a las islas las Galápagos, se han cuidado hasta el momento de no ingresar en la Zona Económica Exclusiva donde el Ecuador ejerce su soberanía para la exploración, explotación, conservación y administración de los recursos naturales del subsuelo marítimo, los efectos de una peligrosa contaminación son evidentes.

En toda la zona de nuestro tan importante archipiélago se han hallado desperdicios echados a las aguas marítimas por los tripulantes de dichas naves, que se calcula son más de 50 personas por cada embarcación.

Poco ha podido hacer el gobierno para frenar la depredación de recursos, a pesar de las relaciones económicas que viene manteniendo con Pekín, que se ha convertido, además, en nuestro más importante acreedor por los acuerdos que se han firmado y ejecutado entre ambos países, sobre todo por la venta de petróleo ecuatoriano y préstamos chinos que hemos recibido con una muy alta tasa de interés. Ya se han elevado denuncias y protestas de organismos como la ONU y la OEA que sirven para evitar, no solo la peligrosa contaminación que afecta a los isleños, sino también la pérdida de nuestra riqueza submarina.

TE RECOMENDAMOS