Opinión

Editorial: Homenaje al padre

Hoy, tercer domingo del mes de junio, siguiendo una vieja tradición en el mundo, los habitantes de todos los continentes y regiones del planeta ofrecen, desde sus corazones llenos de amor y gratitud, su homenaje a ese ser que es la cabeza del hogar y que como tal lucha continuamente para llevar el pan, la tranquilidad y la felicidad a sus casas. Este sentimiento viene desde las altas posiciones empresariales hasta los seres de actividades más proletarias como son los trabajadores, empleados, campesinos, etc.

Y es que el padre debe ser, para su función directiva, un ejemplo permanente no solo para merecer el agradecimiento de sus hijos sino, sobre todo, para que ellos sigan siempre por los rectos y provechosos caminos en la vida que les toque cumplir, esto es con la memoria que se recibe a cada instante de los esfuerzos que el padre hace para darle a sus hijos las mejores oportunidades haciendo lo posible para que ellos, además, se formen con visión de futuro en escuelas, colegios y universidades.

Lamentablemente, la pandemia del coronavirus que estamos soportando con su larga cuarentena ha traído consigo una muy grave crisis económica con la pérdida de miles de puestos de trabajo que significa un aumento considerable de la tasa de desempleo que deja a los padres de familia en la necesidad de hacer nuevos y hasta heroicos esfuerzos de trabajo para el mantenimiento y seguridad de los suyos.