Exclusivo
Opinión

Editorial: Leyenda tricolor sobre dos ruedas

En Ecuador, escribir páginas históricas en el campo del deporte es hablar de la pelotita y sus alegrías, desde los títulos internacionales de Liga de Quito, Independiente del Valle, la misma selección ecuatoriana juvenil, entre otros. 

Pero no todo gira sobre un balón: Andrés Gómez, Rolando Vera, Jefferson Pérez y muchos nombres han consagrado ese libro deportivo de nuestro país; y si hablamos del presente tenemos a un carchense que, con solo escuchar su nombre, evoca alegría y orgullo por sus grandes hazañas: Richard Carapaz. Proveniente de El Carmelo, tierra conocida por ser la cuna del ciclismo del país, Richard Antonio Carapaz Montenegro surgió de la humildad con una bicicleta chatarra de su padre a sus 10 años, aquel juguetito que lo motivó a pedalear incansablemente. Fue su preparación profesional en Colombia que lo llevó al estándar internacional, atrayendo a un equipo europeo con el que lograría hacer bulla el año pasado: el Giro de Italia, donde logró el máximo trofeo el 2 de junio de 2019. Luego de todo el éxito que alcanzó con el equipo Movistar, el campeón fichó por el Team INEOS Grenadiers de Inglaterra, con el que es el primer ecuatoriano que disputa el prestigioso Tour de Francia.

Su actuación el pasado jueves 17 de septiembre fue memorable.En la etapa 18 y tras tres días de destacarse, llegó abrazado junto a su compañero el polaco Michal Kwiatkowski en un conmovedor gesto de humildad que pintó las portadas de los medios mundiales. A sus 27 años Carapaz es, hoy en día, la alegría de Ecuador.

TE RECOMENDAMOS