Exclusivo
Opinión

Editorial: La revolución tricolor pone a soñar

El pueblo disfrutó, la tarde del pasado martes, el segundo partido de nuestra selección de fútbol por las eliminatorias clasificatorias al Mundial de Catar 2022. Luego de su injusta derrota ante los gauchos en Buenos Aires, esta renovada Tricolor a cargo del argentino Gustavo Alfaro destacó por su buen fútbol colectivo, garra y entrega total, que sorprendió con una holgada victoria en Casa Blanca por 4-2 sobre un frío y perdido Uruguay.

Y es que este cotejo tuvo tintes históricos (segunda goleada ecuatoriana a los uruguayos) por poner a jugar a dos juveniles que incluso marcaron: Moisés Caicedo, del Independiente del Valle, y Gonzalo Plata, del club portugués Sporting de Lisboa. Con un promedio entre los 19 y 25 años y caras nuevas, la Tri demuestra que tiene todo el potencial para frentear a los tradicionales ‘cucos’.

Este gran triunfo, que ubica en quinto puesto a Ecuador, no solo pone a soñar, sino que brinda la seguridad de tener a un estratega como Alfaro. Vino a hacer su revolución con figuras juveniles con el palmarés de la exitosa sub-20, que coronó un Sudamericano y fue tercera en el Mundial de la misma categoría. Además, cuenta con una vasta lista de gran renombre en el balompié internacional: Domínguez, Mena, Gruezo, Arboleda, Franco, Estrada, entre otros.

Con ansias se aspira a ganar el próximo mes, tanto en el altiplano el 12 de noviembre ante Bolivia (último de la tabla), como de local el 17 contra Colombia (puesto 3), para cerrar el año con 9 valiosos puntos que mantengan a Ecuador en pelea por un cupo hacia su cuarta Copa del Mundo.

TE RECOMENDAMOS