Exclusivo
Opinión

Editorial: Transportistas en quiebra

La paralización provocada por la pandemia del coronavirus ha afectado económicamente a todos los sectores activos del país, no solamente a los productivos, sino también a los que ofrecen un servicio básico, como lo es en transporte citadino, cuyo número de usuarios ha bajado notablemente en estos últimos meses lo que ha provocado la quiebra de los empresarios, dueños de buses y colectivos.

Cerca de unos 500 de estos transportistas, junto a sus unidades, realizaron una manifestación ante las autoridades revelando su crítica situación, ya que los ingresos cotidianos han bajado en un 50% lo que no les alcanza para pagar lo que adeudan por la compra de los automotores ni para los gastos de operatividad como son el consumo de combustible, los sueldos de los choferes, la compra de los repuestos de los motores, etcétera.

Dada tan crítica situación, con la mayoría de colectivos que cumplen sus trayectos vacíos o con un mínimo número de usuarios, los empresarios han solicitado, entre otros pedidos, que la banca que les dio el crédito para la compra de los automotores reprogramen el pago de estas deudas ahora tan difíciles de abonar cumplidamente, es decir, que sean renovados los contratos de pagos.

Felizmente el servicio público de transporte no se ha interrumpido, pero pudiera llegar finalmente el momento en que esto suceda en Guayaquil.

TE RECOMENDAMOS